Libros
Rafael Fernández de Andraca

Fe Práctica en la Divina Providencia

15 temas sobre la fe práctica en la divina providencia, eje central de la espiritualidad de Schoenstatt. Ofrece la metodología necesaria para hacer vida esta fe.
Editorial Patris nació en 1982, hace 25 años. A lo largo de este tiempo ha publicado más de dos centenares de libros. Su línea editorial contempla todo lo relacionado con el desarrollo integral de la persona y la plasmación de una cultura marcada por la dignidad del hombre y los valores del Evangelio.

Gran parte de sus publicaciones proceden del P. José Kentenich, fundador del Movimiento de Schoenstatt o de autores inspirados en su pensamiento. Por cierto, también cuenta con publicaciones de otros autores que han encontrado acogida en esta Editorial.

De esta forma Editorial Patris no sólo ha querido poner a disposición de los miembros de la Obra de Schoenstatt un valioso aporte, sino que, al mismo tiempo, ha querido entregar a la Iglesia y a todos aquellos que buscan la verdad, una orientación válida en medio del cambio de época que vive la sociedad actual.
185 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Patagonia
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Edith Rdlcompartió su opiniónhace 4 meses
    👍Me gustó

Citas

    Edith Rdlcompartió una citahace 5 meses
    ¿Qué es la Divina Providencia? Es la actividad mediante la cual el Padre cuida de todo lo que ha creado, de modo que su plan de amor se vaya realizando eficazmente.
    Edith Rdlcompartió una citahace 4 meses
    El activismo, en cambio, termina reduciendo nuestra vida de fe a cumplir normas morales, a “realizar” obras o prácticas religiosas, que muchas veces se hacen en forma mecánica.
    Edith Rdlcompartió una citahace 4 meses
    Por otra parte, ante esta carencia de interioridad, muchos que la buscaban recurrieron especialmente a todo tipo de métodos de meditación de orientación budista. Una amplia gama de “ofertas” de la Nueva Era se han expandido por doquier. El hecho es que quienes buscaban un mayor cultivo de la espiritualidad, no encontraron muchas veces respuesta a sus anhelos en el ámbito eclesial.

    La carencia de interioridad (el P. Kentenich habla de una cultura sin alma) no sólo afecta al hombre en su calidad de persona humana, sino también repercute, y profundamente, en la vitalidad de su fe. Porque ésta se mantiene y se alimenta del contacto íntimo y personal con el Señor.

    Si no tenemos “vida espiritual”, entonces el sarmiento se seca y no da fruto. Es en la oración y la meditación donde alcanzamos ese “permanecer” en el Señor, del cual nos habla san Juan en la alegoría de la vid (Cf. Jn 15, 1 y ss).
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)