San Agustín en 90 minutos, Paul Strathern
Libros
Paul Strathern

San Agustín en 90 minutos

Leer
Los conflictos de Agustín de Hipona con el sexo y con una madre dominante, seguidos de una crisis espiritual que le llevó a convertirse al cristianismo –contadas con detalle en sus Confesiones–, le condujeron por último a hacer su contribución más importante a la filosofía: la fusión de las doctrinas del cristianismo y del neoplatonismo. Así, no solo proporcionó al cristianismo un fuerte soporte intelectual, sino que lo enlazó con la tradición griega de la filosofía. De este modo, el cristianismo pudo mantener encendida la llama de la filosofía, si bien débilmente, a través de la oscura Edad Media. Agustín produjo también importantes ideas filosóficas propias, incluidas teorías del tiempo y del conocimiento subjetivo que anticipaban en muchos siglos la obra de Kant y de Descartes. En San Agustín en 90 minutos, Paul Strathern expone de manera clara y concisa la vida e ideas de Agustín de Hipona. El libro incluye una selección de sus escritos, una breve lista de lecturas sugeridas para aquellos que deseen profundizar en su pensamiento, y cronologías que sitúan a san Agustín en su época y en una sinopsis más amplia de la filosofía.
47 páginas impresas
Publicación original
2015

Opiniones

Darshan
Darshancompartió su opiniónhace 2 meses
👍Me gustó

De una manera sencilla y clara expone las cuestiones principales para entender a san agustin, su vida y obra y el contexto histórico.

Michelle Mac
Michelle Maccompartió su opiniónel año pasado
👍Me gustó
💡He aprendido mucho

Citas

Darshan
Darshancompartió una citahace 2 meses
Cesó inmediatamente de sollozar, se levantó y corrió hacia la copia de las epístolas de san Pablo que había dejado en un banco. Cogió el libro, lo abrió, y leyó las primeras palabras que vio: «… no en orgías y borracheras, no en la lascivia y la impudicia, no en la disensión y la envidia. En lugar de esto, toma en ti al Señor Jesucristo, y no gastes más tiempo pensando en la carne y en satisfacer sus placeres». Agustín se había convertido. Volvió a la casa y contó a su madre lo que le había sucedido; y ella se colmó de gozo.
Michelle Mac
Michelle Maccompartió una citael año pasado
Pero la tendencia más importante después de la de los estoicos fue la iniciada por Epicuro, que nació a mediados del siglo IV a. C., probablemente en Samos. Epicuro se estableció en Atenas y fundó una comunidad que vivía en su huerto y seguía su filosofía; opuesta al estoicismo en muchos aspectos y conocida como epicureísmo. Los estoicos renunciaban a los placeres y los epicúreos estaban por la buena vida. Pero el propio Epicuro pensaba que la buena vida consistía en la sencillez extrema; en vivir a pan y agua, con quizá un poco de queso los días de fiesta. Su objetivo (y el de su filosofía al principio) era el de alcanzar una vida libre de todo sufrimiento. El sexo, la bebida, las ambiciones de todo tipo —en suma, la gran vida— traían como resultado resacas y decepciones, el sufrimiento, en suma, y lo mejor era evitar sus causas. Los romanos, poco proclives a tales finezas filosóficas, abrazaron ávidamente el epicureísmo, pero con sus propias ideas acerca de lo que es la gran vida, que comprendía muchísimo más que pan y agua. De este modo se corrompió el epicureísmo, adquiriendo la connotación de permisividad egoísta que mantiene hasta el día de hoy.

En las estanterías

Filosofía, David Hg
David Hg
Filosofía
  • 46
  • 1
Filosofía, Saray Orozco
Saray Orozco
Filosofía
  • 31
Filosofía, Angellys Mendoza
Angellys Mendoza
Filosofía
  • 23
Crecimiento personal, Fiorela Ngodzi
Fiorela Ngodzi
Crecimiento personal
  • 12
En 90 minutos, Miguel Angel Curo
Miguel Angel Curo
En 90 minutos
  • 4
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)