Hebe Uhart

El amor es una cosa extraña

Escritas entre fines de la década del '80 y mediados de los '90. Son historias de vida, amores y desamores, siempre entrañables, contadas con humor y atravesadas por la violencia, con la mirada única de Hebe Uhart. Estas novelas quedaron a la espera de un tiempo que tal vez sea el nuestro.

Beni es la historia de amor de Luisa, un “alter ego” frecuente de Hebe Uhart, con el hombre que da título al relato, en la Buenos Aires de la última dictadura; Leonilda es la historia de una inmigrante del Chaco en Buenos Aires, desde su infancia hasta su madurez; El tren que nos lleva nos acerca otras experiencias de la adolescente y joven suburbana entre los años sesenta y setenta, el personaje entrañable que ya conocemos en otras ficciones de la autora.
192 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Bookwire
Publicación original
2021
Año de publicación
2021
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Ana Saenzcompartió su opiniónel mes pasado
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    💡He aprendido mucho
    🚀Adictivo
    🐼Adorable
    💧Prepárate para llorar

    Ivana Melgozacompartió su opiniónel año pasado
    🙈Ni fu ni fa

    Daniela Salazarcompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó

Citas

    Ana Saenzcompartió una citael mes pasado
    –Hay que aprender a dar un poco de alegría, tanta lucha, tantas dificultades, tantas amarguras, mirá que nadie tiene la vida comprada, una mujer que sonríe es dos veces mujer.
    Ana Saenzcompartió una citael mes pasado
    En esa escuela más próspera yo les proponía a los alumnos dos temas de redacción, a elegir. Uno era “Me volví pobre de repente”. El otro: “Me volví rico”. Un chico eligió los dos. En “Me volví rico” puso: “Me compro una coupé 4L, un Ford Taunus y tengo estancia, la recorro con helicóptero”. En “Me volví pobre”, escribió: “Con la poca plata que me queda me compro una Colt 44 y me pego un tiro”.
    Ana Saenzcompartió una citael mes pasado
    Pero además es castigado porque sabe más de lo que se supone que debe saber y comunica secretos de Estado a una pobre muchacha perdida en el camino; habla más de lo que corresponde hablar ante quien no corresponde y, sobre todo, da más de lo que se supone debe dar. La Fuerza no es mala, sino ciega; envidia lo que otros pudieron concebir y ella no, al no ver el camino del deseo de Prometeo, sólo percibe en este una amenaza para ella.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)