Libros
Iñigo Lamarca

Diario de un adolescente gay

    Óscar A. Medinacompartió una citael año pasado
    No veía ninguna posibilidad de que mis pulsiones sexo-amorosas encontrasen vías de realización y satisfacción, y me encerré más aún en mi exclusivo mundo imaginario. Allí, el amor entre Aitor y yo existía, y en ese mundo irreal los sentimientos no tenían límite
    Óscar A. Medinacompartió una citael año pasado
    Wilde.Aitor suponía más que la persona de la que me había enamorado. Representaba el símbolo de la imposibilidad del amor homosexual toda vez que estaba seguro de que nunca en la vida llegaría a poder realizarme en el terreno del amor
    Óscar A. Medinacompartió una citael año pasado
    Parece ser que mi corazón estaba sediento de amor y se empapó de sentimientos hacia Aitor
    Óscar A. Medinacompartió una citael año pasado
    Porque, al fin y al cabo, la sexualidad humana es compleja y diversa y, en consecuencia, todos y cada uno de los hombres y las mujeres poseemos una sexualidad que casi siempre tiene algún elemento singular y diferenciado, e incluso exclusivo, sobre todo si, superando una concepción genitalista, somos capaces de vivir la sexualidad de una forma amplia
    Harold Aguirrecompartió una citahace 3 años
    sexual. No hay modo de convertir la orientación homosexual en heterosexual (o viceversa) de forma científica (cabe, desde luego, la acción homofóbica contra uno mismo de anularse en el ejercicio de la pulsión sexoafectiva o de forzar de modo antinatura la sexualidad con personas del otro sexo). Pero aun cuando se descubriera algún método científico para la conversión o transformación de la orientación sexoafectiva estoy convencido de que quienes promueven estas investigaciones lo aplicarían en una sola di
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)