Ciudad de ceniza, Cassandra Clare
Cassandra Clare

Ciudad de ceniza

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Jeraldine Pamela
Jeraldine Pamelacompartió una citahace 4 años
El dolor es sólo lo que tú le permitas que sea.
Liseth BZ
Liseth BZcompartió una citahace 2 años
—Ojalá la gente dejara de adivinarlo. Me hace sentir predecible
Miguel Angel Parra Garcia
Miguel Angel Parra Garciacompartió una citahace 3 años
« Mene mene tekel upharsin».
susana fuentes
susana fuentescompartió una citahace 2 meses
—No quiero ser un hombre —replicó Jace—, quiero ser un adolescente dominado por la angustia que no puede enfrentarse a sus demonios interiores y por eso ataca verbalmente a otras personas.
edith
edithcompartió una citahace 3 meses
Pero si no le puedes contar la verdad a la gente que más te importa, al final dejas de ser capaz de decirte la verdad a ti mismo.
edith
edithcompartió una citahace 3 meses
Si realmente amas algo, jamás intentas mantenerlo igual para siempre. Tienes que dejar que sea libre de cambiar».
edith
edithcompartió una citahace 3 meses
«Escucha, Israel, El Señor nuestro Dios, es el único Señor».
edith
edithcompartió una citahace 3 meses
—¿Vamos? —Isabelle se animó visiblemente.
—Magnus, Luke y yo —aclaró Jace—
edith
edithcompartió una citahace 3 meses
dibujar runas que son más poderosas que las runas corrientes. Y tal vez incluso crear nuevas.
edith
edithcompartió una citahace 3 meses
—De nada —saltaron a coro Clary, Simon, Alec, Magnus y Jace, en una concordancia sorprendente y que probablemente no se volvería a repetir jamás.
edith
edithcompartió una citahace 3 meses
no ha sido una elección. Nací así. —Simon la miró por encima del folleto entrecerrando los ojos—. Lo siento, renací así.
edith
edithcompartió una citahace 3 meses
—El tuyo es el don de palabras que no pueden pronunciarse —le dijo la reina—, y el de tu hermano es el don del propio Ángel.
edith
edithcompartió una citahace 3 meses
—Sois mortales; envejecéis; morís —se burló la reina—. Si eso no es el infierno, te ruego me digas qué es.
edith
edithcompartió una citahace 3 meses
Pregunta a tu padre, la próxima vez que le veas, qué sangre corre por tus venas, Jonathan.
edith
edithcompartió una citahace 3 meses
Antes de mí ninguna cosa fue creada,
sólo las eternas, y yo eternamente duro.
¡Perded toda esperanza los que aquí entráis!
Miku mar
Miku marcompartió una citahace 5 meses
—Si estás de humor para una diversión menos sana, podríamos probar los canales porno
AV
AVcompartió una citahace 6 meses
el amor nos hace mentirosos.
AV
AVcompartió una citahace 6 meses
tuviera un corazón para poder romperse.
AV
AVcompartió una citahace 6 meses
Aunque él jamás había pensado que Jace tuviera un corazón para poder romperse.
evy
evycompartió una citahace 8 meses
En aquellos momentos estaban sobre el puente, y Clary miró al río, sosteniendo el café entre las manos pensativamente. Nunca se cansaba de aquella vista, la estrecha manga de agua entre las altas paredes de Manhattan y Brooklyn. Centelleaba bajo el sol igual que papel de plata. Se preguntó por qué nunca había intentado dibujarlo. Recordaba haber preguntado a su madre en una ocasión por qué nunca la había usado a ella como modelo, por qué nunca había dibujado a su propia hija. «Dibujar a alguien es intentar capturarlo para siempre —había explicado Jocelyn, sentada en el suelo con un pincel goteando azul cadmio sobre sus vaqueros—. Si realmente amas algo, jamás intentas mantenerlo igual para siempre. Tienes que dejar que sea libre de cambiar».
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)