bookmate game
Libros
Hans Magnus Enzensberger

Ensayos sobre las discordias

Estos tres ensayos de Hans Magnus Enzensberger, escritos entre 1992 y 2006 y acompañados por una coda en forma de parábola escrita en 2015, nos ofrecen una clarificadora perspectiva sobre nuestra época a partir del recuento de la compleja experiencia alemana con las migraciones y la xenofobia; la constatación de que las esperanzas depositadas en los «dividendos de la paz» al final de la Guerra Fría eran vanas; el análisis de las características de un nuevo terrorismo megalómano, vengativo y adorador de la muerte, y el repaso de las brutales guerras civiles que han asolado la historia contemporánea. ¿Por qué actualizar unos textos ya publicados y reunirlos en un solo volumen? La razón es bien sencilla: los conflictos de los que tratan se han acentuado tanto a lo largo de los últimos veinticinco años que cualquier intento de minimizarlos o negarlos se ha revelado irresponsable. Es de todo punto necesario seguir hablando de estas cuestiones. Con optimismo, pero sin negar las evidencias. Hans Magnus Enzensberger inauguró con Detalles la colección Argumentos. Cuarenta y siete años después, llegamos al número 500 con este ensayo ejemplar, insoslayable, del mismo autor; cuatro textos brillantes desde el punto de vista del análisis y del pronóstico a cargo de uno de los pensadores indispensables de nuestro tiempo.
168 páginas impresas
Publicación original
2016
Año de publicación
2016
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Citas

  • Talia Garzacompartió una citahace 9 meses
    quien no se soporta a sí mismo tendrá mayores dificultades que otros para aceptar a los demás.
  • Talia Garzacompartió una citahace 9 meses
    Amalgamar el derecho de asilo con las cuestiones de inmigración y emigración tiene consecuencias fatales. Con la ampliación sociopolítica del concepto de asilo ha aumentado aún más la confusión. No se comprende cómo los inmigrantes son equiparados con dictadores derrocados y delincuentes o con alcohólicos y vagabundos. Por este procedimiento, el de «asilado» se ha convertido en un concepto negativo, censurable.
    La confusión intencionada se venga sin embargo de quienes la practican. Porque el querer diferenciar entre buenos y malos según el lema «Yo soy quien decide quién es un “auténtico” peticionario de asilo y quién no» se contradice con el concepto central de asilo.
  • Talia Garzacompartió una citahace 9 meses
    Tales albergues para menesterosos nada tienen que ver ya con el sentido original del asilo. Ya no están pensados para extranjeros, sino para ciudadanos estigmatizados del propio país. El único denominador común aplicable a todas estas personas es su pobreza.

En las estanterías

  • Editorial Anagrama
    Anagrama
    • 1.6K
    • 1.5K
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)