Michel Houellebecq

Ampliación del campo de batalla

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
En 1994 apareció en Francia esta primera novela de Michel Houellebecq, con un título más bien disuasorio, publicada por un minúsculo aunque muy prestigioso editor, Maurice Nadeau. A pesar del silencio crítico inicial, la novela se fue convirtiendo en un libro de culto, obtuvo premios (y lectores) y Houellebecq, una voz totalmente nueva en la narrativa contemporánea, se vio catapultado a portavoz de su generación. El narrador de «Ampliación del campo de batalla» es un ingeniero informático de 30 años, hastiado por su trabajo, que debe vender a sus posibles clientes las delicias de las nuevas tecnologías… Es un antihéroe que ha dejado de luchar, que espía apenas a sus congéneres, que se desliza hacia la depresión; lleva dos años de castidad, se refiere a «las mujeres que me abrían sus órganos» con tanta repugnancia como cuando habla de las egoístas psicoanalizadas… Con la precisión de una autopsia, describe el campo de batalla de la sociedad actual, la sociedad neoliberal, con sus perdedores en el ámbito económico y sexual: la ampliación del campo de batalla a todas las edades de la vida, a todas las clases sociales?
Este libro no está disponible por el momento.
129 páginas impresas
Publicación original
1999

Libros relacionados

Opiniones

    Marcos Armando Márquez Rosascompartió su opiniónhace 3 meses
    🔮Profundo

    Gran libro, de mis favoritos de todos los tiempos

    Miguel Santos Ramírezcompartió su opiniónel año pasado
    🎯Justo en el blanco

    Un libro que resume (presagia) el sinsentido de la vida de una manera muy curiosa. A veces el autor divaga mucho y otras veces difiero con sus puntos de vista, pero creo que es una buena novela; corta, pero da mucho en qué pensar.

    Servando Ramoscompartió su opiniónhace 2 años

    Una novela muy extraña y hermosa.

Citas

    Dulce Palacios Gregoriocompartió una citahace 9 días
    Que la libertad no era otra cosa que la posibilidad de establecer interconexiones variadas entre individuos,
    Adalberto Cortezcompartió una citahace 6 meses
    Hay autores que ponen su talento al servicio de la delicada descripción de distintos estados de ánimo, rasgos de carácter, etc. Que no me cuenten entre ellos. Toda esa acumulación de detalles realistas, que supuestamente esboza personajes netamente diferenciados, siempre me ha parecido, perdón por decirlo, una pura chorrada. Daniel, que es amigo de Hervé pero que siente algunas reticencias respecto a Gérard. El fantasma de Paul, que se encarna en Virginie, el viaje a Venecia de mi prima..., así nos podríamos pasar horas. Lo mismo podríamos observar a los cangrejos que se pisotean dentro de un tarro (para eso basta con ir a una marisquería). Por otra parte, frecuento poco a los seres humanos.
    Ricardo Moracompartió una citahace 7 meses
    La forma novelesca no está concebida para retratar la indiferencia, ni la nada; habría que inventar una articulación más anodina, más concisa, más taciturna.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)