Tillie Olsen

Dime una adivinanza

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    maricarmen tellolicompartió una citahace 2 años
    Al consagrar su vida literaria y personal a estos valores, Tillie Olsen se convirtió en una gran escritora de la experiencia de la maternidad.
    b8425996577compartió una citahace 24 días
    hasta que, en mi generación, empezó un suave goteo que ahora ya empieza a llenar la entera superficie de
    b8425996577compartió una citahace 24 días
    la mayoría de las mujeres escritoras que crearon obras bellas e importantes no estaban casadas, nunca tuvieron hijos y escribieron bajo seudónimos masculinos
    b8425996577compartió una citahace 24 días
    sobre las vidas que nunca llegaron a escribirse
    b8425996577compartió una citahace 24 días
    experiencia capaz de conjugar el amor más inquebrantable con el trabajo más exigente y agotador, la devoción con la ira, el poder con la impotencia
    Tess Pedrocompartió una citahace 2 meses
    Al dolor respondo con lágrimas y sollozos; a la mezquindad, con indignación; a la codicia, con rechazo… Porque la vida puede ser causa de odio o de fatigas, pero nunca debe ser despreciada».
    Tess Pedrocompartió una citahace 2 meses
    Había sido suficiente. Ahora no tenían niños. Que se rompiera él la cabeza pensando en cómo podían vivir. Ella no iba a cambiar su soledad por nada del mundo. Nunca más se vería obligada a moverse al ritmo de los demás.
    gmt182compartió una citahace 2 meses
    »). Y como ella resistía, tenaz, él había dejado a un lado los halagos, los razonamientos y las manipulaciones para empezar con el rencor
    gmt182compartió una citahace 2 meses
    Los libros, viejos y escasos, se los sabía de memoria a fuerza de releerlos
    gmt182compartió una citahace 2 meses
    y la vida que había dentro, parecían el enemigo: dejaban huellas, manchas, basura y suciedad; la enzarzaban en una interminable batalla abocada al fracaso
    gmt182compartió una citahace 2 meses
    Las necesidades de los niños; la cara de los tenderos o de sus mujeres, a quienes tenía que rogar que le fiaran en los tiempos en que era una deshonra que te fiaran
    gmt182compartió una citahace 2 meses
    («Allí lo que importa es lo que eres, no lo que puedes permitirte
    gmt182compartió una citahace 2 meses
    «Han vivido tantas cosas juntos… ¿Qué podría hacerles daño ahora?»
    gmt182compartió una citahace 2 meses
    Llevaban casados cuarenta y siete años. Nadie podía decir cuán profundas se hundían las tercas y retorcidas raíces de la disputa. Solo ahora, cuando las necesidades de los demás ya no los mantenían encadenados el uno al otro, las raíces se volvían visibles, para quebrar la tierra entre ellos y, en su desgarro, sacudir a los hijos, crecidos hace tiempo
    gmt182compartió una citahace 2 meses
    La sabiduría me llegó demasiado tarde. Pese a lo mucho que tiene dentro, no conseguirá sacar más que una pequeña parte. Es hija de su época, de la depresión, la guerra y el miedo
    gmt182compartió una citahace 2 meses
    Hubo un tiempo en que no me dejó tocarla. Se guardaba demasiadas cosas, la vida que llevaba le hacía guardarse demasiadas cosas
    gmt182compartió una citahace 2 meses
    Yo era una madre joven, una madre descentrada
    gmt182compartió una citahace 2 meses
    Era hija de un amor ansioso, no orgulloso
    gmt182compartió una citahace 2 meses
    Y yo, como he estado fondeando en el pasado, y como todo lo que forma parte del ser humano me resulta tan valioso, esta noche no puedo soportarlo.
    gmt182compartió una citahace 2 meses
    Con un talento como ese, debería hacer algo con ella —Pero, sin dinero ni conocimiento, ¿qué se puede hacer? La cargamos a ella con toda la responsabilidad, y el talento se le ha atascado y coagulado tantas veces como ha crecido y fluido en otras
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)