Marilynne Robinson

Gilead

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Gilead es un pequeño pueblo de Iowa, apenas un puñado de casas dispuestas a lo largo de unas pocas calles, tiendas, un elevador de grano, una torre del agua y la vieja estación del tren. Las generaciones se suceden en una vida en apariencia apacible que se organiza alrededor de las comunidades religiosas. A través de una extensa carta que el reverendo John Ames escribe a su hijo de siete años para que éste la lea una vez él haya muerto, Marilynne Robinson narra con mano maestra el orden y la nada aparentes de la comunidad. Pero en cualquier grupo humano, como en la consciencia de cualquier hombre, basta escarbar un poco para que afloren las limitaciones y las bajezas que los pueblan. Con una voz luminosa e inolvidable, John Ames abre su alma, elucubra acerca de la soledad, la guerra, la pérdida de la fe, la redención, los celos, para descubrirnos la condición humana y conseguir transmitir el milagro de la existencia. Porque Gilead es, en sí misma, una esplendorosa celebración de la vida, pero también un fiel retrato de la América profunda dominada por la religiosidad y por la ignorancia de todo lo que sucede unos kilómetros más allá.
De gran intensidad poética, Gilead atesora la desnuda sencillez y la serena y abrumadora belleza de las obras que logran perdurar en el tiempo. Publicada por vez primera en lengua castellana, Gilead mereció el premio Pulitzer 2005 y el National Book Critic Circles Award y consolidó a Marilynne Robinson como una de las narradoras más imponentes y de mayor calidad de la actual narrativa norteamericana.
Este libro no está disponible por el momento.
311 páginas impresas
Publicación original
2017

Opiniones

    👍
    👎
    💧
    🐼
    💤
    💩
    💀
    🙈
    🔮
    💡
    🎯
    💞
    🌴
    🚀
    😄

    ¿Qué te pareció el libro?

    Inicia sesión o regístrate

Citas

    Cristina Salazarcompartió una citahace 2 años
    En el amor no hay justicia, ni proporción, y no es necesario que las haya porque cualquier ejemplo concreto es sólo un vislumbre, una parábola de una realidad inabarcable, impenetrable. No tiene ningún sentido porque es la irrupción de lo eterno en lo temporal. ¿Cómo habría, pues, de subordinarse a causa o efecto algunos?
    Merece la pena vivir lo suficiente para sobrevivir a cualquier sensación de agravio que uno pueda adquirir. Otra razón por la que debes cuidar tu salud.
    Creo que voy a poner fin a todo este escrito. Lo he releído, más o menos, y he encontrado algunas cosas de interés, sobre todo la manera en que he vuelto a este mundo mientras lo escribía.
    Cristina Salazarcompartió una citahace 2 años
    Hace unos veinte años, cuando Jack Boughton aún estaba en la universidad, tuvo una relación con una muchacha y de ella nació un hijo. Estas cosas suceden y se resuelven de un modo o de otro, como puede confirmarte cualquier clérigo.
    En este caso, sin embargo, hubo circunstancias agravantes. Para empezar, la chica era muy joven. Además, su situación familiar era ruinosa,
    Cristina Salazarcompartió una citahace 2 años
    No voy a forzar una teoría sobre un misterio y convertirlo en una estupidez sólo porque sea lo que normalmente hace la gente que habla de él.»

En las estanterías

    Galaxia Gutenberg
    Galaxia Gutenberg
    • 296
    • 217
    Bookmate
    Premios Pulitzer
    • 10
    • 31
    Carlos Vasquez
    Libros por leer
    • 917
    • 14
    elianethrj
    Los de Eli
    • 98
    Mariana López González
    Ficción en mi buró
    • 22
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)