Los heraldos negros, César Vallejo
Libros
César Vallejo

Los heraldos negros

Leer
Marlen Mata
Marlen Matacompartió una citahace 2 años
Hay golpes en la vida, tan fuertes... ¡Yo no sé!
Jesús Ernesto Méndez
Jesús Ernesto Méndezcompartió una citael mes pasado
Tus brazos dan la sed de lo infinito
Rocio Alcantara
Rocio Alcantaracompartió una citahace 3 meses
Los heraldos negros

Hay golpes en la vida, tan fuertes... ¡Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma... ¡Yo no sé!.

Son pocos; pero son… Abren zanjas oscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán tal vez los potros de bárbaros Atilas;
o los heraldos negros que nos manda la muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma,
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre... ¡Pobre... pobre!. Vuelve los ojos, como
cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes... ¡Yo no sé
Rocio Alcantara
Rocio Alcantaracompartió una citahace 3 meses
Los anillos fatigados

Hay ganas de volver, de amar, de no ausentarse,
y hay ganas de morir, combatido por dos
aguas encontradas que jamás- han de istmarse.

Hay ganas: de un gran beso que amortaje a la Vida,
que acaba en el áfrica de una agonía ardiente,
suicida!

Hay ganas de... no tener ganas. Señor;
a ti yo te señalo. con el dedo deicida:
hay ganas de no haber tenido corazón.

La primavera vuelve, vuelve y se irá. Y Dios,
curvado en tiempo, se repite, y pasa:, pasa
:a cuestas con la espina dorsal del Universo.

Cuando, las sienes tocan su lúgubre .tambor...
cuando me- duele el sueño grabado en un puñal,
hay ganas de quedarse plantado en .este verso
Rocio Alcantara
Rocio Alcantaracompartió una citahace 3 meses
Las piedras

Esta mañana bajé
a las piedras, oh las piedras!
Y motivé y troquelé
un pugilato de piedras.

Madre nuestra, si mis pasos
en el mundo hacen dolor,
es que son los fogonazos
de un absurdo amanecer.

Las piedras no ofenden; nada
codician. Tan sólo piden
amor a todos, y piden
amor aun a la Nada.

Y si algunas. de ellas se
van cabizbajas, o van
avergonzadas, es que
algo de humano harán...

Mas, no falta quien a alguna
por puro gusto golpee.
Tal, blanca piedra es la luna
que voló de un puntapié...

Madre nuestra, esta mañana
me he corrido con las hiedras,
al ver la azul caravana
de las piedras,
de las piedras,
de las piedras..
Rocio Alcantara
Rocio Alcantaracompartió una citahace 3 meses
¿Algún penitente silencio siniestro?
¿Tú acaso lo escuchas? Inocente flor!
... Y saber que donde no hay un Padrenuestro,
el Amor es un Cristo pecador
Rocio Alcantara
Rocio Alcantaracompartió una citahace 3 meses
¡La tumba es todavía
un sexo de mujer que atrae al hombre
Rocio Alcantara
Rocio Alcantaracompartió una citahace 3 meses
Y en esta hora fría, en que la tierra
trasciende a polvo humano y es tan triste,
quisiera yo tocar todas las puertas,
y suplicar a no sé quién, perdón,
y hacerle pedacitos de pan fresco
aquí, en el horno de mi corazón...
Rocio Alcantara
Rocio Alcantaracompartió una citahace 3 meses
Hoy no ha venido nadie;
y hoy he muerto qué poco en esta tarde
Rocio Alcantara
Rocio Alcantaracompartió una citahace 3 meses
Hoy no ha venido nadie a preguntar;
ni me han pedido en esta tarde nada.

No he visto ni una flor de cementerio
en tan alegre procesión de luces.
Perdóname, Señor: qué poco he muerto!
Rocio Alcantara
Rocio Alcantaracompartió una citahace 3 meses
Dónde estarán sus manos que en actitud contrita
planchaban en las tardes blancuras por venir;
ahora, en esta lluvia que me quita
las ganas de vivir.
Rocio Alcantara
Rocio Alcantaracompartió una citahace 3 meses
El valle es de oro amargo;
y el viaje es triste, es largo.
Rocio Alcantara
Rocio Alcantaracompartió una citahace 3 meses
Hay ficus que meditan, melenudos
trovadores incaicos en derrota,
la rancia pena de esta cruz idiota,

en la hora en rubor que ya se escapa,
y que es lago que suelda espejos rudos
donde náufrago llora Manco-Cápac.
Rocio Alcantara
Rocio Alcantaracompartió una citahace 3 meses
Silencio. Aquí se ha hecho ya de noche,
ya tras del cementerio se fue el sol;
aquí se está llorando a mil pupilas:
no vuelvas; ya murió mi corazón.
Silencio. Aquí ya todo está vestido
de dolor riguroso; y arde apenas,
como un mal kerosene, esta pasión
Rocio Alcantara
Rocio Alcantaracompartió una citahace 3 meses
Ya no llores, Verano! En aquel surco
muere una rosa que renace mucho..
Rocio Alcantara
Rocio Alcantaracompartió una citahace 3 meses
Babel

Dulce hogar sin estilo, fabricado
de un solo golpe y de una sola pieza
de cera tornasol. Y en el hogar
ella daña y arregla; a veces dice:
“El hospicio es bonito; aquí no más!”
¡Y otras veces se pone a llorar
Marcos Martínez
Marcos Martínezcompartió una citael año pasado
Hay golpes en la vida, tan fuertes... ¡Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma... ¡Yo no sé!.
Yisus Arevalo
Yisus Arevalocompartió una citahace 2 años
Son las caídas hondas de los Cristos del alma
Yisus Arevalo
Yisus Arevalocompartió una citahace 2 años
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.
Yisus Arevalo
Yisus Arevalocompartió una citahace 2 años
Serán tal vez los potros de bárbaros Atilas;
o los heraldos negros que nos manda la muerte.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)