Apología de Sócrates

    Abraham Gad Lozanocompartió una citahace 8 meses
    que corrompía a los jóvenes; segundo, que no creía en los dioses del Estado y que los sustituía con extravagancias demoníacas.
    Death Fenixcompartió una citahace 10 meses
    Toda mi ocupación es trabajar para persuadiros, jóvenes y viejos, de que antes que el cuidado del cuerpo y de las riquezas, antes que cualquier otro cuidado, es el del alma y de su perfeccionamiento
    Death Fenixcompartió una citahace 10 meses
    El más sabio entre vosotros es aquel que reconoce, como Sócrates, que su sabiduría no es nada
    luz argentinocompartió una citael año pasado
    Es preciso de dos cosas una: o la muerte es un absoluto anonadamiento y una privación de todo sentimiento, o, como se dice, es un tránsito del alma de un lugar a otro.
    Alancompartió una citael año pasado
    Se levantará contra vosotros y os reprenderá un gran número de personas, que han estado contenidas por mi presencia, aunque vosotros no lo apercibíais; pero después de mi muerte serán tanto más importunos y difíciles de contener, cuanto que son más jóvenes; y más os irritaréis vosotros, porque si creéis que basta matar a unos para impedir que otros os echen en cara que vivís mal, os engañáis. Esta manera de libertarse de sus censores ni es decente, ni posible. La que es a la vez muy decente y muy fácil es no cerrar la boca a los hombres, sino hacerse mejor.
    Ana Riveracompartió una citahace 3 años
    Sobre el primer punto, Sócrates responde solamente que por su interés personal no era fácil que corrompiera a los jóvenes, porque los hombres deben esperar más mal que bien de aquellos a quienes dañan
    KARLA ESTEFANIA GARCÍA VARGAScompartió una citahace 14 días
    más grande de todos los males es hacer lo que Ánito hace en este momento, que es trabajar para hacer morir a un inocente.
    KARLA ESTEFANIA GARCÍA VARGAScompartió una citahace 14 días
    antes que el cuidado del cuerpo y de las riquezas, antes que cualquier otro cuidado, es el del alma y de su perfeccionamiento;
    KARLA ESTEFANIA GARCÍA VARGAScompartió una citahace 14 días
    , ¿cómo siendo ateniense y ciudadano de la más grande ciudad del mundo por su sabiduría y por su valor, cómo no te avergüenzas de no haber pensado más que en amontonar riquezas, en adquirir crédito y honores, de despreciar los tesoros de la verdad y de la sabiduría, y de no trabajar para hacer tu alma tan buena como pueda serlo?
    KARLA ESTEFANIA GARCÍA VARGAScompartió una citahace 14 días
    Por lo mismo yo no temeré ni huiré nunca de males que no conozco y que son quizá verdaderos bienes; pero temeré y huiré siempre de males que sé con certeza que son verdaderos males.
    KARLA ESTEFANIA GARCÍA VARGAScompartió una citahace 14 días
    Porque temer la muerte, atenienses, no es otra cosa que creerse sabio sin serlo, y creer conocer lo que no se sabe. En efecto, nadie conoce la muerte, ni sabe si es el mayor de los bienes para el hombre.
    KARLA ESTEFANIA GARCÍA VARGAScompartió una citahace 14 días
    ahora que el dios me ha ordenado, porque así lo creo, pasar mis días en el estudio de la filosofía, estudiándome a mí mismo y estudiando a los demás, abandonase este puesto por miedo a la muerte o a cualquier otro peligro.
    KARLA ESTEFANIA GARCÍA VARGAScompartió una citahace 14 días
    todo hombre que ha escogido un puesto que ha creído honroso, o que ha sido colocado en él por sus superiores, debe mantenerse firme, y no debe temer ni la muerte, ni lo que haya de más terrible, anteponiendo a todo el honor.
    KARLA ESTEFANIA GARCÍA VARGAScompartió una citael mes pasado
    «El más sabio entre vosotros es aquel que reconoce, como Sócrates, que su sabiduría no es nada».
    Rodrigo ZParracompartió una citael mes pasado
    mi ocupación es trabajar para persuadiros, jóvenes y viejos, de que antes que el cuidado del cuerpo y de las riquezas, antes que cualquier otro cuidado, es el del alma y de su perfeccionamiento; porque no me canso de deciros que la virtud no viene de las riquezas, sino por el contrario, que las riquezas vienen de la virtud, y que es de aquí de donde nacen todos los demás bienes públicos y particulares.
    Rodrigo ZParracompartió una citahace 2 meses
    Conocí desde luego que no es la sabiduría la que guía a los poetas, sino ciertos movimientos de la naturaleza y un entusiasmo semejante al de los profetas y adivinos; que todos dicen muy buenas cosas, sin comprender nada de lo que dicen.
    KARLA ESTEFANIA GARCÍA VARGAScompartió una citahace 2 meses
    esta extravagancia quitaba todo el mérito a su habilidad.
    KARLA ESTEFANIA GARCÍA VARGAScompartió una citahace 2 meses
    Conocí desde luego que no es la sabiduría la que guía a los poetas, sino ciertos movimientos de la naturaleza y un entusiasmo semejante al de los profetas y adivinos; que todos dicen muy buenas cosas, sin comprender nada de lo que dicen.
    KARLA ESTEFANIA GARCÍA VARGAScompartió una citahace 2 meses
    sacrificar la defensa legal a fin de probar la superioridad moral de su maestro sobre los hombres de su tiempo
    KARLA ESTEFANIA GARCÍA VARGAScompartió una citahace 2 meses
    hombre que en el Eutifrón se burla de los dioses del Olimpo; que califica de cuentos insensatos las tradiciones mitológicas y de tráfico ridículo las ceremonias del culto; el hombre que se pone en guerra abierta con el politeísmo, no podía sustraerse a la acusación de impiedad.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)