Juan Rulfo

Pedro Páramo

    JOSE HORACIOMARTINEZcompartió una citahace 4 años
    ¿Quién es? -volví a preguntar.
    - Un rencor vivo -me contestó él.
    Alejandra Arévalocompartió una citahace 2 años
    Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo.
    Dany Téllezcompartió una citahace 9 meses
    - No.Y a propósito, ¿qué es de tu madre?

    - Murió-dije.

    - ¿Ya murió? ¿Y de qué?

    - No supe de qué. Tal Vez de tristeza. Suspiraba mucho.

    - Eso es lo malo. Cada suspiro es como un sorbo de vida del que uno se deshace.
    David Olivarescompartió una citael año pasado
    Pensé regresar. Sentí allá arriba la huella por donde había venido, como una herida abierta entre la negrura de los cerros
    Daniela Pérezcompartió una citahace 2 años
    Nada puede durar tanto, no existe ningún recuerdo por intenso que sea que no se apague.
    Daniela Pérezcompartió una citahace 2 años
    Lo que pasa con estos muertos viejos es que en cuanto les llega la humedad comienzan a removerse. Y despiertan.
    Yisus Arevalocompartió una citahace 3 años
    " A centenares de metros, encima de todas las nubes, más, mucho más allá de todo, estás escondida tú, Susana. Escondida en la inmensidad de Dios, detrás de su Divina Providencia, donde yo no puedo alcanzarte ni verte y adonde no llegan mis palabras.
    Arturo Villacompartió una citahace 4 años
    Entoces ella se dió vuelta. Apagó la llama de la vela. Cerró la puerta y abrió sus sollozos, que se siguieron oyendo confundidos con la lluvia.
    SamCoca Jccompartió una citahace 4 años
    Con decirle que muchos de los que allí se mueren, al llegar al infierno regresan por su cobija.
    Cinthia Segoviacompartió una citahace 4 años
    Cada suspiro es como un sorbo de vida del que uno se deshace.
    alelomeleocompartió una citahace 6 años
    Tus labios estaban mojados como si los hubiera besado el rocío»
    Rafael Reyes Carvajalcompartió una citahace 6 años
    Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. Mi madre me lo dijo. Y yo le prometí que vendría a verlo en cuanto ella muriera. Le apreté sus manos en señal de que lo haría; pues ella estaba por morirse y yo en plan de prometerlo todo. «No dejes de ir a visitarlo —me recomendó—. Se llama de otro modo y de este otro. Estoy segura de que le dará gusto conocerte». Entonces no pude hacer otra cosa sino decirle que así lo haría, y de tanto decírselo se
    Enrique Cuellarcompartió una citahace 3 meses
    Este mundo, que lo aprieta a uno por todos lados, que va vaciando puños de nuestro polvo aquí y allá, deshaciéndonos en pedazos como si rociara la tierra con nuestra sangre.
    DR. TZOMPANTLIcompartió una citahace 5 meses
    »… Había una luna grande en medio del mundo. Se me perdían los ojos mirándote. Los rayos de la luna filtrándose sobre tu cara. No me cansaba de ver esa aparición que eras tú. Suave, restregada de luna; tu boca abullonada, humedecida, irisada de estrellas; tu cuerpo transparentándose en el agua de la noche. Susana, Susana San Juan».
    Jaquelinne Rchcompartió una citahace 7 meses
    No te aflijas por los demás; no te apures por mí. Yo tengo guardado mi dolor en un lugar seguro. No dejes que se te apague el corazón."
    Jaquelinne Rchcompartió una citahace 7 meses
    Sentí cuando cayó en mis manos el hilito de sangre con que estaba amarrada a mi corazón.
    norma sanchezcompartió una citahace 9 meses
    Y que si yo escuchaba solamente el silencio, era porque aún no estaba acostumbrado al silencio
    b7500080380compartió una citahace 10 meses
    el sueño es muy buen colchón para el cansancio.
    Hernán Lópezcompartió una citahace 10 meses
    Con decirle que muchos de los que allí se mueren, al llegar al infierno regresan por su cobija.
    Adrianuxcompartió una citahace 10 meses
    Estoy comenzando a pagar. Más vale empezar temprano, para terminar pronto
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)