Edgar Allan Poe

El corazón delator

El corazón delator (título original en inglés: The Tell-Tale Heart), también conocido como El corazón revelador, es un cuento del escritor estadounidense Edgar Allan Poe, publicado por primera vez en el periódico literario The Pioneer en enero de 1843. Poe lo republicó más tarde en su periódico The Broadway Journal en su edición del 23 de agosto de 1845.
La historia presenta a un narrador anónimo obsesionado con el ojo enfermo (que llama «ojo de buitre») de un anciano con el cual convive. Finalmente decide asesinarlo. El crimen es estudiado cuidadosamente y, tras ser perpetrado, el cadáver es despedazado y escondido bajo las tablas del suelo de la casa. La policía acude a la misma y el asesino acaba delatándose a sí mismo, imaginando alucinadamente que el corazón del viejo se ha puesto a latir bajo la tarima.
No se sabe cuál es la relación entre víctima y asesino. Se ha sugerido que el anciano representa en el cuento a la figura paterna, y que su "ojo de buitre" puede sugerir algún secreto inconfesable. La ambigüedad y la falta de detalles acerca de los dos personajes principales están en agudo contraste con el detallismo con que se recrea el crimen.
8 páginas impresas

Libros relacionados

Otras versiones

Opiniones

    Fernando Martinezcompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    💀Espeluznante

    El terror real y la locura muy bien mostrada por el maestro del terror, de forma corta pero muy buena.

    karenreinoso2016compartió su opiniónhace 2 años
    💀Espeluznante
    🎯Justo en el blanco
    🚀Adictivo

    He terminado de leerlo con una sensación de pesar y escalofrío en todo el cuerpo.
    ¡Poe, lo lograste una vez más!

    Luis Ayalacompartió su opiniónhace 3 años
    👍Me gustó

    El relato corto de Allan Poe que demuestra los estragos de la culpa en las acciones humanas.

Citas

    Irlanda Sánchez Juárezcompartió una citahace 2 años
    ¿Pero por qué afirman ustedes que estoy loco? La enfermedad había agudizado mis sentidos, en vez de destruirlos o embotarlos.
    Fernando Martinezcompartió una citahace 2 años
    ¿No les he dicho ya que lo que toman erradamente por locura es sólo una excesiva agudeza de los sentidos?
    Daniela Vidalcompartió una citahace 3 años
    Muchas noches, justamente a las doce, cuando el mundo entero dormía, surgió de mi pecho, ahondando con su espantoso eco los terrores que me enloquecían.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)