Silvia Adela Kohan

Autoficción: Escribe tu vida real o novelada

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    baltalmtzcompartió una citael año pasado
    El lenguaje es el único instrumento que tenemos para comprender el mundo. Pero al mismo tiempo el lenguaje falsea el mundo. Sabemos que el sistema que nos permite percibir la realidad es un sistema cuya fidelidad es sospechosa».
    Mónicacompartió una citahace 14 días
    De mis notas
    Cuando rozo el fondo de una herida, escribo un poema, cuando conozco la herida y quiero indagar en su fondo y sus consecuencias, escribo una novela. Poema y novela son autoficción.
    Mónicacompartió una citahace 14 días
    muchos lectores les atrae que el autor señale: «Ésta es mi historia y la de mi familia y amigos, todo es verdad». Así, hay una toma de posición que aparenta ser muy comercial, dados los resultados de ventas, y que apela al morbo del público.
    Mónicacompartió una citahace 14 días
    Si bien Marguerite Duras incluye datos biográficos evidentes en Un dique contra el Pacífico y en El amante, no lo concibe como un trabajo de la memoria sino como una labor de recreación, de autoficción. Es rotunda: «No somos nadie en la vida que vivimos, solo somos alguien en los libros».
    En El amante, narra el deseo de huir de una vida de miseria, el amante paga todos sus gustos y los gastos de toda la familia, la madre lo acepta debido a su rencor social, Marguerite lo acepta para poder escapar de aquel «amor que teníamos los unos para los otros, y el odio también, terrible, en esa historia común de ruina y muerte que era la de aquella familia». Y cuando un periodista le pregunta si es la historia de su familia, ella responde: «La novela de mi vida, de nuestras vidas, sí, pero la historia no. El libro hace el milagro, y es que, enseguida, lo que queda escrito ha sido vivido. Lo escrito sustituye a lo vivido».
    Mónicacompartió una citahace 14 días
    Natalia Ginzburg, en Léxico familiar, libro autobiográfico, relata su infancia en el seno de una familia muy especial con un léxico estrictamente reservado a los familiares, en la primera parte; y su militancia, su trabajo de editora, su círculo intelectual de amistades. Pero ni en un caso ni en otro se revela ella misma: se reserva con respecto a sus sentimientos. Advierte: «Solo he escrito lo que recordaba. Por eso, quien intente leerlo como si fuera una crónica, encontrará grandes lagunas. Y es que este libro, aunque haya sido extraído de la realidad, debe leerse como se lee una novela».
    Mónicacompartió una citahace 14 días
    ¿Cómo reaccionaría uno de tus familiares cercanos si supiera que cuentas ese secreto? Dilo con sus palabras. Di qué sientes.
    ¿Qué persona de tu familia contaba secretos acerca de otra?
    ¿A quién le concedían el permiso de decir?
    ¿Qué se ocultaba en tu familia?
    ¿Había un momento especial donde se revelaba un hecho o se contaba un chisme, diciendo: «te lo cuento pero no lo digas»?
    ¿Había mitos de familia? ¿Cuáles eran?
    ¿Se distinguía entre cosas que podían contarse en familia y cosas que podían contarse fuera de la familia?
    ¿Qué le dirías a esa persona de tu familia que hacía comentarios críticos acerca de los demás?
    ¿Y qué al que permanecía callado?
    El mejor modo de escribir tu historia
    La mejor parte de la biografía de un escritor no es la crónica de sus aventuras, sino la historia de su estilo.
    Mónicacompartió una citahace 14 días
    Ejercicio inspirador
    Yo en el espejo
    Completa
    Cómo me imagino:
    Cómo creo que me recuerdan:
    Cómo creo que me ve un peatón:
    Cómo creo que me piensa o me pensaba mi padre:
    Qué creo que dicen de mí mis amigos:
    Cuál es la diferencia entre el/la que yo era diez años atrás y ahora:
    Quién crees que te comprende:
    Quién crees que te rechaza:
    Quién crees que te aprueba:
    Reinventar, crear
    Mónicacompartió una citahace 14 días
    Nos relatamos constantemente a los demás y a nosotros mismos. Cuando explicamos aquello en lo que creemos o de lo que dudamos, cuando contamos un hecho vivido, estamos mostrando quiénes somos. Así nos presentamos al mundo, con o sin convicción, con firmeza o incertidumbre, con ímpetu o serenidad, con pudor, con humildad. La autonarración traduce (o al menos debería traducir) la forma de vernos interiormente; y se completa en cada ocasión con los gestos y las acciones. Tal como nos mostremos, así seremos vistos por los demás. Es la autobiografía oral que desarrollamos inevitablemente a medida que vivimos. Si prestamos atención a todo esto y llevamos un registro, tendremos abundante material para la autobiografía escrita, que podremos dirigir en una u otra dirección.
    Es muy placentero contar cosas vividas por distintos motivos (tantos como personas existen). Pero el objetivo es también no caer en la trampa de lo que nos contamos.
    Mónicacompartió una citahace 14 días
    Contar la vida de una manera dislocada, de modo que surja lo que pueda tener de interesante.
    Mónicacompartió una citahace 14 días
    Sabes que quieres escribir tu vida pero no sabes qué quieres transmitir o no encuentras las herramientas acertadas.
    Empieza paso a paso. No pretendas alcanzar resultados, sino profundizar en el proceso. Empieza con la seguridad de que estás autorizado, estás autorizada, a interpretar tu historia personal como te plazca, a destacar los momentos que desees destacar, con la actitud más afín a lo que sientes, y a otorgarle el formato que prefieras: ya sea como modo directo de transmitir vivencias o experiencias en una autobiografía clásica, o como modo indirecto, mediante pinceladas, recortes, relatos independientes o un procedimiento narrativo que alimente un buen cuento o una buena novela.
    Un mecanismo estimulante cuando escribimos una novela es abordar lo imaginado como si formara parte del recuerdo. Del mismo modo, podemos hacerlo cuando escribimos una autobiografía. Se trata de transitar por la atractiva, ¿misteriosa?, frontera entre realidad y ficción.
    En suma, éste es el territorio de la autoficción:
    Uno. Entre lo real y lo imaginado
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)