Días de viaje – Relatos en primera persona, Aniko Villalba
Libros
Aniko Villalba

Días de viaje – Relatos en primera persona

Leer
378 páginas impresas
  • 👍2
  • 🌴1
“Al vivir viajando, cada uno de mis días empezó a ser distinto al anterior…”
El 28 de enero de 2008, con veintidós años, Aniko se tomó un bus de Buenos Aires a Bolivia y dio por iniciada su vida de viajera. Desde ese día, recorrió más de treinta países en cuatro continentes, con mochila y sola, trabajando de escritora y fotógrafa independiente en el camino. Al vivir viajando, su calendario dejó de estar marcado por números y meses y pasó a estar puntuado por historias.

Aniko cuenta acerca del día que cinco mujeres chinas de una minoría étnica la invitaron a tomar el té, el día que navegó por el Caribe en medio de una tormenta eléctrica, el día que vivió el policial más bizarro de su vida, el día que empezó a coleccionar naipes abandonados, el día que vio la aurora boreal, el día que se fue de road trip con un grupo de curas filipinos, el día que sufrió la depresión post viaje, el día que se enamoró de una ciudad, el día que conoció el Sahara en compañía de nómadas, el día que descubrió que viajar no era lo mismo que irse de vacaciones, el día que entendió que se había convertido en una nómada digital…

La autora comparte fragmentos de sus cuadernos de viaje y relata, de manera íntima y personal, sus travesías por América latina, Asia, África y Europa.

“Las historias de este libro me pasaron viajando por ahí, y ahora, vistas desde Argentina, me parecen fantásticas, absurdas, oníricas.”
Publicación original
2013
Artista
Vero Gatti
Opinión
Agregar a la estantería
Leer
  • 👍Me gustó2
  • 🌴Perfecto para la playa1
Inicia sesión o regístrate
Linu M.
Linu M.compartió su opiniónhace 16 días
👍Me gustó
🌴Perfecto para la playa

Estefania
Estefaniacompartió su opiniónel mes pasado
👍Me gustó

carolinafenoy
carolinafenoycompartió una citael mes pasado
cada alma, al morir el cuerpo, se divide en mil y se dispersa por el mundo. Cuando dos partecitas de esa alma se encuentran lo saben porque sienten que se conocen desde siempre. Y yo quiero agregar a eso que cada alma, al viajar, también se divide en miles de almas que quedan dispersas en distintos rincones del mundo. Y cuando esas partecitas de alma de viajero se encuentran, ocurre eso que pasa cada vez que nos hacemos un buen amigo viajando: sentimos que nos conocemos de toda la vida. O, tal vez, de otra.
Linu M.
Linu M.compartió una citael mes pasado
todos los que me conocían querían que tomara el camino socialmente esperado, ese que nos señalizan desde que nacemos y que consiste en: (1) estudiar una carrera, (2) conseguir un trabajo estable para (a) pagar las cuentas, (b) comprarse un auto, (c) comprarse una casa, (d) irse de vacaciones, (3) buscar pareja para (a) casarse y (b) tener hijos y (4) jubilarse y empezar a disfrutar.
camitisi
camitisicompartió una citael mes pasado
En un viaje, al igual que en un sueño, todo es impredecible, mágico, surrealista y posible. Por eso en un viaje, al igual que en un sueño, sé que lo mejor es entregarse al momento y dejar que el camino y las circunstancias nos lleven.
Tefi, Estefania
Estefania
Tefi
  • 2
bookmate icon
Una cuota. Cientos de libros
No solo compras un libro, sino que adquieres toda una biblioteca… por el mismo precio.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)