Ana G. Borreguero,Maranta Rubiera

(des)atadas

    tancompartió una citahace 8 meses
    Hablar desde donde estamos y ajustar las expectativas nos permite relajarnos, compartir esa intimidad, disfrutar y ser diseñadoras de nuestra propia experiencia
    tancompartió una citahace 8 meses
    Que no tengamos información sobre nosotras mismas en determinada situación, sobre cómo van a reaccionar nuestro cuerpo y nuestra mente, no necesariamente nos impide dar un consentimiento, sino que cambia la forma de construirlo.
    tancompartió una citahace 8 meses
    para que algo sea consensuado es necesario que los límites de las personas involucradas sean explicitados y respetados, y los deseos expresados.
    tancompartió una citahace 8 meses
    el capitalismo ha decidido sacarle provecho y si es rentable la moral se redefine
    tancompartió una citahace 8 meses
    ¿Somos libres o estamos supeditadas a determinadas exigencias?
    tancompartió una citahace 8 meses
    Consideramos que decidir entre ser activa o pasiva restringe nuestras opciones de juego y placer. Preferimos invitar
    tancompartió una citahace 8 meses
    En nuestra cotidianidad podemos percibir cómo hay personas que ejercen poder sobre otras y las controlan. El BDSM hace evidente esta interacción y de forma consciente se acuerda practicarla llevándola al terreno del erotismo, de esta manera segura podemos jugar con el poder y el control, dado que ya lo hemos transformado en una decisión.
    tancompartió una citahace 8 meses
    hay una frontera clara, que debe permanecer así, nítida y definida, entre nuestras fantasías, que nos erotizan, y lo que queremos que ocurra o queramos hacer, podemos fantasear
    tancompartió una citahace 8 meses
    En la comunicación, compartimos información construyendo significados creativos, todo comunica, es un intercambio en el que experimentamos un flujo de transmisión y recepción.
    tancompartió una citahace 8 meses
    ¿Qué emociones atraviesan nuestros cuerpos?
    tancompartió una citael año pasado
    específico, desarrollamos nuestro propio mapa de deseos, nuestro propio imaginario erótico y de placer que irá cambiando, matizándose, reestructurándose, repensándose, decreciendo, incorporando, dado que no es estático
    tancompartió una citael año pasado
    Quisiera atar como cosiendo, a puntadas regulares, siguiendo el hilo. Pero apenas agarro las cuerdas,
    me atropello de silencio.
    Siempre ato la distancia. Siempre ato cuerpo a cuerpo.
    Pilar Aldea, Cuerdas Poéticas
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)