Ruben Dario

Rimas

    Denise A.compartió una citahace 2 años
    Entre las ansias ardientes
    y las caricias profundas,
    ha sentido el galán celos
    que el corazón le torturan.
    Ella llora, él la maldice,
    pero las bocas se juntan…
    en tanto los aires vuelan
    y los aromas ondulan;
    se inclinan las ramas trémulas
    y parece que murmuran
    algo de las hojas secas
    y de las flores difuntas.
    Kevin Peñarrietacompartió una citahace 6 días
    Yo quisiera cincelarte
    una rima
    delicada y primorosa
    como una aúrea margarita,
    o cubierta de irisada
    pedrería,
    o como un joyel de Oriente,
    o una copa florentina.
    Yo quisiera poder darte
    una rima
    como el collar de Zobeida,
    el de perlas ormuzinas,
    que huelen como las rosas
    y que brillan
    como el rocío en los pétalos
    de la flor recién nacida.
    Yo quisiera poder darte
    una rima
    Dioscompartió una citael año pasado
    para el que ama, no hay abismos,
    porque tiene alas de luz.
    Dioscompartió una citael año pasado
    ¡Cómo bailan en ronda y remolino,
    por las cuatro paredes del cerebro
    repicando a compás sus consonantes,
    mil endiablados versos
    que imitan, en sus cláusulas y ritmos,
    las músicas macabras de los muertos!
    Dioscompartió una citael año pasado
    Ella llora, él la maldice,
    pero las bocas se juntan…
    en tanto los aires vuelan
    y los aromas ondulan;
    se inclinan las ramas trémulas
    y parece que murmuran
    algo de las hojas secas
    y de las flores difuntas.
    Eunice Banderascompartió una citael año pasado
    bajo el sacro cielo azul,
    para el que ama, no hay abismos,
    porque tiene alas de luz.
    Eunice Banderascompartió una citael año pasado
    ¿Que no hay alma? ¡Insensatos!
    Yo la he visto: es de luz…
    (Se asoma a tus pupilas
    cuando me miras tú.)

    ¿Que no hay cielo? ¡Mentira!
    ¿Queréis verle? Aquí está.
    (Muestra, niña gentil,
    ese rostro sin par,
    y que de oro lo bañe
    el sol primaveral.)

    ¿Que no hay Dios? ¡Qué blasfemia!
    Yo he contemplado a Dios…
    (En aquel casto y puro
    primer beso de amor,
    cuando de nuestras almas
    las nupcias consagró.)

    ¿Que no hay infierno? Sí, hay…
    (Cállate, corazón,
    que esto bien por desgracia,
    lo sabemos tú y yo.)
    Eunice Banderascompartió una citael año pasado
    En tus ojos un misterio;
    en tus labios, un enigma,
    y yo, fijo en tus miradas
    y extasiado en tus sonrisas.
    Eunice Banderascompartió una citael año pasado
    En seguida
    refirieron
    que se siente
    mucho hielo
    en las noches
    del invierno,
    en las fosas
    de los muertos.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)