Citas de “Las aventuras de Sherlock Holmes” de Arthur Conan Doyle

Yarazet Nnizet
Yarazet Nnizetcompartió una citahace 2 años
De haber vivido usted hace unos cuantos siglos, con seguridad que habría acabado en la hoguera.
Anasu
Anasucompartió una citahace 2 meses
Mi vida se desarrolla en un largo esfuerzo para huir de las vulgaridades de la existencia
Usted ha visto, pero no se ha fijado
Ivonne Rufino
Ivonne Rufinocompartió una citahace 7 meses
-No poseo todavía datos. Constituye un craso error el teorizar sin poseer datos. Uno empieza de manera insensible a retorcer los hechos para acomodarlos a sus hipótesis, en vez de acomodar las hipótesis a los hechos.
Michel Isidro
Michel Isidrocompartió una citahace 8 meses
Es peligroso quitar su cachorro a un tigre, y también es peligroso arrebatar a una mujer una ilusión."
Noemí Nava.
Noemí Nava. compartió una citahace 17 días
Dicen que existe la intuición femenina; posiblemente era eso lo que yo sentía.
Noemí Nava.
Noemí Nava. compartió una citahace 18 días
-Vaya, vaya -dijo mi amigo, lanzando al aire anillos de humo azulado-. ¿Ha encontrado usted todo eso al dragar el Serpentine?

-No, lo encontró un guarda del parque, flotando cerca de la orilla. Han sido identificadas como las prendas que vestía la novia, y me pareció que si la ropa estaba allí, el cuerpo no se encontraría muy lejos.

-Según ese brillante razonamiento, todos los cadáveres deben encontrarse cerca de un armario ropero. Y dígame, por favor, ¿qué esperaba obtener con todo esto?

Troll

Noemí Nava.
Noemí Nava. compartió una citahace 20 días
He visto demasiado como para no saber que la intuición de una mujer puede resultar más útil que las conclusiones de un razonador analítico
Anasu
Anasucompartió una citahace 2 meses
más vale aprender tarde que no aprender nunca
Anasu
Anasucompartió una citahace 2 meses
Nada más se puede decir ni hacer por esta noche, de modo que alcánceme mi violín y procuremos olvidarnos durante media hora de este lastimoso tiempo y de la conducta, más lastimosa aún, de nuestros semejantes los hombres.
Anasu
Anasucompartió una citahace 2 meses
Cuando Holmes se especializó en criminología, la escena perdió un actor, y hasta la ciencia perdió un agudo razonador
Yósselyn Slee
Yósselyn Sleecompartió una citahace 2 meses
Para mí, que conocía todos sus humores y hábitos, su actitud y sus maneras tenían cada cual un significado propio.
Yósselyn Slee
Yósselyn Sleecompartió una citahace 2 meses
Holmes, por su parte, dotado de alma bohemia, sentía aversión a todas las formas de la vida de sociedad,
Bueno, a la luz de la luna se ve más que en la niebla -dijo Holmes,
Omne ignotum pro
Ivonne Rufino
Ivonne Rufinocompartió una citahace 5 meses
Transcurrieron dos semanas, durante las cuales pensé más de una vez en ella, preguntándome en qué extraño callejón de la experiencia humana se había introducido aquella mujer solitaria.
Ivonne Rufino
Ivonne Rufinocompartió una citahace 5 meses
—No, no es cuestión de vanidad o egoísmo —dijo él, respondiendo, como tenía por costumbre, a mis pensamientos más que a mis palabras—. Si reclamo plena justicia para mi arte, es porque se trata de algo impersonal… algo que está más allá de mí mismo. El delito es algo corriente. La lógica es una rareza. Por tanto, hay que poner el acento en la lógica y no en el delito
Ivonne Rufino
Ivonne Rufinocompartió una citahace 5 meses
Mientras él hablaba se abrió la puerta y una joven entró en la habitación. Iba vestida de un modo sencillo, pero con buen gusto; tenía un rostro expresivo e inteligente, pecoso como un huevo de chorlito, y actuaba con los modales desenvueltos de una mujer que ha tenido que abrirse camino en la vida
Ivonne Rufino
Ivonne Rufinocompartió una citahace 5 meses
»Una vieja máxima mía dice que, cuando has eliminado lo imposible, lo que queda, por muy improbable que parezca, tiene que ser la verdad
Ivonne Rufino
Ivonne Rufinocompartió una citahace 5 meses
Cuando él le susurró al oído sus promesas de amor, como había hecho con otras cien antes que con ella, ella se sintió halagada, pensando que había sido la única en llegar a su corazón. El diablo sabe lo que le diría, pero acabó convirtiéndola en su instrumento, y se veían casi todas las noches.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)