Citas de “La ética de la crueldad” de José Ovejero

SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citahace 16 días
La literatura entonces se vuelve juego seductor, cosa a la que habría poco que objetar –¿por qué vamos a condenar el juego o la seducción?– si no fuese porque deja de ser todo lo demás que puede ser la literatura.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citahace 16 días
la calidad es un criterio elitista con el que no puede flirtear un director de un suplemento literario.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
la crueldad proviene de «los malos», que son siempre los otros y en la mayoría de los casos reciben su justa retribución. Con frecuencia este mensaje conforme es un recurso legitimador de la violencia.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
Sade es un autor cruel no porque narre escenas crueles, sino porque eleva la crueldad a nueva moral y eso es lo imperdonable. La moral cristiana percibe el deseo como una debilidad, y por ello lo mira con cierta condescendencia a pesar de condenarlo; la carne es débil, la pureza es en extremo ardua de conseguir, los hombres son pobres pecadores a los que sólo salvará el arrepentimiento; pero cuando el sexo no es una debilidad de la carne sino un programa de redención, como en Sade, Mirabeau, Bataille o Genet, se vuelve una amenaza frontal para la sociedad.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
os arrepintáis; gozad sin límites, sin consideración, sin temor: el pecado no existe.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
Y quizá la fama de Sade sobre todos los demás pornógrafos se deba a que él realiza de una manera más sistemática que ningún otro esta inversión moral. «Está claro que no descuidaré nada para corromperla, para degradarla, para poner patas arriba en ella todos los falsos principios morales con que la hayan podido aturdir; quiero, en dos lecciones, volverla tan libertina como yo..., igual de impía..., igual de pervertida», dice Madame de Saint-Ange, en La filosofía en el tocador, de la jovencita que va a visitarla unos momentos más tarde; y lo que sigue a estas palabras no es sólo una imaginativa y muy variada exhibición de actividades sexuales; el libro consta tanto de escenas eróticas como de discusiones en las que Sade ataca rabiosamente la moral de la sociedad en la que vive. Como comenta Safranski, hay en Sade un impulso casi religioso de llegar al mal absoluto para probar su libertad frente a Dios e incluso frente a la naturaleza. Niega la idea de pecado porque eso supondría aceptar previamente la validez de la norma que se infringe.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
La violencia y la crueldad tienen más fácil aceptación cuando son gratuitas, cuando su significado se agota en la mera narración, que cuando abogan por una moral distinta de la dominante; es decir, son aceptables cuando no empujan a una acción que haga salir al sujeto de sí mismo, abandonando la contemplación o la masturbación.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
Obtenemos el placer no de nuestros actos sino de nuestras representaciones.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
Refugiados en el sueño de la razón, abrimos la puerta a monstruos que no pueden hacernos daño, evitando a un tiempo la confrontación con aquellos que exigen nuestra sumisión: sustituyendo el horror real por la pesadilla, nos despojamos de cualquier posibilidad de acción y aceptamos nuestra condición de espectadores.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
La profusión de sangre y vísceras, la brutalidad empleada en las relaciones sexuales que podemos encontrar en películas que concurren a festivales de cine de terror y en algunos libros de este género, suelen ser tan poco transgresoras como las películas pornográficas que ofrecen muchos canales a partir de ciertas horas de la noche. Más que atacar la moralidad establecida, son una válvula de escape a la represión que toda moral impone; pero no cuestionan ésta, sencillamente invitan a ignorarla durante unas horas en la oscuridad del cine o en la clandestinidad de la propia vivienda.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
Son obras perversas, en el sentido que da Žižek a la perversión, porque permiten la transgresión sin cuestionar la autoridad.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
Aunque en algunas obras gore sí hay una voluntad de transgresión –y toda transgresión pone en tela de juicio la validez de los límites existentes y es por tanto una invitación al cambio–, también en estos casos la mayoría suelen limitarse a dar a su público exactamente lo que espera, las emociones fuertes que no puede encontrar en el mainstreamdestinado con frecuencia a un público familiar o más conservador que no está para sobresaltos y prefiere que los libros «acaben bien» y que siempre el mal sea castigado.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
En este marco de cultura liviana, incluso la violencia se transforma en representación inocua. La violencia y la crueldad en la literatura y el cine son, la mayoría de las veces, puro entretenimiento, están ahí para producirnos el cosquilleo que nuestras vidas ya no nos producen. No es una violencia subversiva, al contrario, es lenitiva porque hace soportable nuestro insoportable aburrimiento.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
Miramos la muerte de frente pero nadie muere. Matamos a través de intermediarios y por tanto no necesitamos sentirnos culpables de nuestros impulsos agresivos. Somos voyeurs espiando por un agujero en la pared a los vecinos, que hacen el amor mientras nos masturbamos tristemente.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
En nuestra cultura posmoderna, producto del capitalismo tardío como ya explicó Jameson, la defensa del pasatiempo cultural frente a cualquier consideración ética parece la respuesta lógica; en este mundo en el que las cifras priman sobre cualquier argumento de calidad o utilidad social, la inmensa mayoría de los escritores ha abandonado la idea de que el arte pueda transformar siquiera mínimamente la realidad. Lo que vende es lo que importa, porque el mercado no conoce otra moral que la eficiencia. Es bueno lo que se multiplica. Necesita generar consenso y evitar las disensiones que puedan perturbar la distribución de los productos. Importa la paz social, no la justicia; si se acepta la voluntad de las mayorías es porque se trata de mayorías conformes, es decir, con voluntad pasiva, convencidas de que el cambio es imposible e incluso peligroso.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
La defensa del entretenimiento como rasgo principal del arte es una manera de congraciarse con el público, que desconfía de todo lo que huela a elitista, es decir toda obra que se sitúe por encima o más allá de lo que sabíamos de antemano; este lenguaje para las masas no es ni mucho menos un síntoma democrático, sino que está al servicio de la ideología hegemónica, la impuesta por el mercado, poco interesado en las minorías, pues el beneficio se encuentra sobre todo en productos de consumo masivo, y aún menos interesado en transformaciones no tuteladas.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
Qué horror, morir sabiendo que has zapeado toda tu vida para evitar las emociones fuertes.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
que entretiene no exige esfuerzo; es inocuo, anodino, puede ser gracioso e ingenioso, ocurrente e incluso inteligente, quizá, en el mejor de los casos, provocar una emoción estética, pero no debe costar trabajo.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
Estar entretenido significa no sentir demasiado, ni para bien ni para mal. Ni grandes pasiones ni grandes desgracias.
SamCoca Jc
SamCoca Jccompartió una citael mes pasado
Cierto, la crueldad y la violencia también pueden ser conformistas. Y lo pueden ser al menos de dos maneras.

Un uso conformista de la crueldad consiste en la absorción de los impulsos destructivos de un grupo para transformarlos en sublimación socialmente inoperante.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)