Libros
William Shakespeare

William Shakespeare Esencial: Obras inmortales

    Mizzcompartió una citahace 4 años
    Te falta la sal de la vida, el sueño.
    b8044266736compartió una citahace 10 meses
    ¿Por qué había de sonar ese nombre más que el vuestro? Escribidlos juntos: vuestro nombre es tan bello como el suyo. Pronunciadlos: el vuestro es igualmente sonoro. Pesadlos: no pesa menos
    b8044266736compartió una citahace 10 meses
    ¡Es verdad, ese dios temblaba!
    b8044266736compartió una citahace 10 meses
    SCENA SECUNDA
    El mismo lugar.
    Hector Jose Serrano Britocompartió una citahace 3 años
    Entran FLAVIO, MARULO y una turba de ciudadanos

    FLAVIO. — ¡Largo de aquí! ¡A vuestras casas! ¡Ge
    Mizzcompartió una citahace 4 años
    ¿No sabes curar su alma, borrar de su memoria el dolor, y de su cerebro las tenaces ideas que le agobian? ¿No tienes algún antídoto contra el veneno que hierve en su corazón?
    Mizzcompartió una citahace 4 años
    ¡Ojalá que yo pudiera consolarme como tú, pero mis desdichas son de tal naturaleza que debo confiarlas a los vientos, y no donde las oiga nadie.
    Mizzcompartió una citahace 4 años
    Soy continente. Nunca he faltado a mi palabra. No he codiciado lo ajeno ni aun lo propio. No haría una traición al mismo Lucifer, y amo la verdad tanto como la vida.
    Mizzcompartió una citahace 4 años
    ¿Y a dónde voy? ¿Qué pecado he cometido? Estoy en un mundo donde a veces se tiene por locura hacer el bien, y se tributan elogios a la maldad. ¿De qué me sirve la pueril excusa de no haber hecho mal a nadie?...
    Mizzcompartió una citahace 4 años
    HIJO. - Entonces bien necios son los traidores, porque, siendo tantos, parece que habían de ser ellos los que ahorcasen a la gente de bien.
    LADY MACDUFF. - ¿Qué harías por tener padre?
    HIJO. - Si hubiera muerto de veras, tú estarías llorando, y si no llorabas, era indicio claro de que pronto tendría yo otro padre.
    LADY MACDUFF. - Gracioso estás, pobre hijo mío.
    Mizzcompartió una citahace 4 años
    LADY MACDUFF. - (A su hijo). Y ahora que estás sin padre, ¿cómo vivirás, hijo mío?
    HIJO. - Madre mía, como los pájaros del cielo.
    LADY MACDUFF. - ¿Con insectos y moscas?
    HIJO. - Con lo que encuentre, como hacen ellas.
    LADY MACDUFF. - ¡Infeliz! ¿Y no temerás redes, liga ni cazadores?
    HIJO. - ¿Y por qué he de temerlos, madre? Nadie caza a los pájaros pequeños. Y además, mi padre no ha muerto.
    LADY MACDUFF. - ¿Qué harías por tener padre?
    HIJO. - ¿Y tú por tener marido?
    LADY MACDUFF. - Compraría veinte en cualquier parte.
    HIJO. - Para venderlos después.
    LADY MACDUFF. - Muy agudo eres para tus años.
    Mizzcompartió una citahace 4 años
    No creo en su cariño... El ave más pequeña y débil de todas resiste a la lechuza, cuando se trata de defender su prole...
    Mizzcompartió una citahace 4 años
    «Muy cara os ha de costar mi respuesta».
    Mizzcompartió una citahace 4 años
    Y hombre fuerte, pues que me atrevo a mirar de hito en hito lo que pondría espanto al mismo Satanás.
    Mizzcompartió una citahace 4 años
    La buena digestión venga hoy después del apetito, y tras ellos la salud.
    Mizzcompartió una citahace 4 años
    La alegría es la salsa de las cenas.
    Mizzcompartió una citahace 4 años
    Muerta está la serpiente, pero ese retoño fugitivo ha de envenenarnos con el tiempo.
    Mizzcompartió una citahace 4 años
    Si él hubiera muerto, yo sería feliz, duro como el mármol y las rocas, libre como el aire. Pero ahora me veo receloso, inquieto, entre dudas y temores.
    Mizzcompartió una citahace 4 años
    Señor, yo soy un hombre de esos tan maltratados por la suerte, que me arrojaré a cualquier cosa, por vengarme del mundo.
    Mizzcompartió una citahace 4 años
    Vosotros haced lo que queráis hasta las siete. Vuestra compañía me será más grata a la hora de cenar, si en este momento me dejáis solo.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)