Juan Villoro

Conferencia sobre la lluvia

    Paty Ortegacompartió una citahace 25 días
    Sucedió como en un pasaje de Cortázar: “Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella”. Fue lo que ocurrió con Soledad. Nos elegimos como se eligen prendas de ropa. “A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige”, dice Cortázar: “No elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto”. Al ver a Laura sentí eso. No elegí: amé. Llovió encima de mí.
    Lizzy Garciacompartió una citahace 5 meses
    Lo más importante de los libros son las manos que los entregan.
    Paty Ortegacompartió una citahace 24 días
    Llueve mejor en la imaginación.
    Paty Ortegacompartió una citahace 24 días
    Los lectores somos exagerados, muchas veces inventamos asociaciones.
    Paty Ortegacompartió una citahace 24 días
    Mientras más angustiado está un amante, más vanidoso se vuelve. Necesita hacerse presente en cada gesto de la amada.
    Paty Ortegacompartió una citahace 24 días
    “No se puede tener lo de hoy y lo de ayer, no se puede ser a la vez quien se ha sido y quien se es. Hay que escoger. La felicidad ha de ser una. No puedes tener el Sol… y la Luna”.
    Paty Ortegacompartió una citahace 25 días
    “No quiero una relación mágica. Quiero una relación normal”.
    Paty Ortegacompartió una citahace 25 días
    El amor es una caída que produce raspones. ‘To fall in love’. El que ama cae.
    Paty Ortegacompartió una citahace 25 días
    Era como un libro de consulta. No había necesidad de revisarlo, pero era bueno que estuviera ahí. Su sola presencia otorgaba confianza en el saber.
    Paty Ortegacompartió una citahace 25 días
    En este país quienes leemos en serio acabamos por conocernos tan bien que nos tememos.
    Paty Ortegacompartió una citahace 25 días
    Laura era un libro que yo abrazaba sin comprender su significado. Un libro único, valiosísimo, escrito en una lengua desconocida. No formar parte del resto de su vida me hacía sentir que poseía un libro indescifrable. No me bastaba su cuidada encuadernación en piel, su tipografía atractiva, sus ilustraciones en miniatura. ¡Quería leer a Laura!
    Paty Ortegacompartió una citahace 25 días
    Deseaba, así me dijo, permanecer en mi zona verdadera, mi zona de sinceridad, en la que yo no tenía secretos. No quería asomarse a mis defectos, conocer mis neurosis, abrir una ventana a mis caprichos.
    Paty Ortegacompartió una citahace 25 días
    Una tortura deliciosa, insoportable, la tortura de la dicha a medias
    Paty Ortegacompartió una citahace 25 días
    ¿Para qué quieres que sean normales?”
    Paty Ortegacompartió una citahace 25 días
    Un día me comentó: “Nuestros encuentros son mágicos.
    Paty Ortegacompartió una citahace 25 días
    Nuestro acuerdo táctil era perfecto, y no quiso nada más.

    No aceptó ir a mi casa. Jamás fuimos a un restaurante ni paseamos por un parque. No supe los pequeños secretos que saben los amantes. Ignoré el sabor que más le gustaba, las cucharadas de edulcorante que usaba para el té.
    Paty Ortegacompartió una citahace 25 días
    No era una chica que pudiera deslumbrarse con yates o mansiones, pero sí admiraba las posesiones intelectuales, el prestigio del que sabe algo único.
    Paty Ortegacompartió una citahace 25 días
    Los movimientos que en los demás eran comunes en ella constituían un absoluto, un dogma de la perfección.
    Paty Ortegacompartió una citahace 25 días
    Laura me eligió como se elige un libro en una biblioteca. No sé qué clase de texto fui para ella.
    Paty Ortegacompartió una citahace 25 días
    También la seguridad cansa.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)