Lionel Shriver

El mundo después del cumpleaños

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Irina y Lawrence son dos americanos que viven en Londres. Desde hace cinco años, el día del cumpleaños de su amigo Ramsey Acton, cenan con él. Irina se compadece un poco de Ramsey, un jugador profesional de snooker, que está solo desde su divorcio –o eso es lo que ella cree–, y siempre ha evitado quedarse a solas con él. Llega el día del cumpleaños, Lawrence, ausente en un viaje de trabajo, insiste en que Irina cene con Ramsey. Ella no tiene ninguna gana, pero van a un refinado restaurante japonés, y después a casa de él. E Irina descubre a un Ramsey desconocido, y lo que iba a ser un encuentro inocuo se convierte en la divisoria de las aguas, en ese instante único en que la decisión que se tome cambia para siempre la vida. Shriver, en un giro inesperado, conduce a los protagonistas de su novela y al lector por dos caminos simultáneos y alternativos, los dos futurosque se abren ante Irina… «Fascinará a cualquiera que se haya preguntado algunavez qué habría pasado si hubiera seguido, o ignorado,uno de esos impulsos que cambian la vida» (Francine Prose, People).
Este libro no está disponible por el momento.
780 páginas impresas
Publicación original
2009
Año de publicación
2009
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Citas

    Fernando Bravocompartió una citahace 2 años
    Pero, para ser justos, ese cucuruchito de carne tenía algo de inescrutable, aunque sólo fuera porque el clítoris estaba construido en miniatura, y a una escala exasperante. Que un hombre hiciera llegar a una mujer al orgasmo con la punta del dedo, requería la misma destreza especializada que desplegaban todos esos increíbles vendedores ambulantes del centro de Las Vegas capaces de escribir un nombre en un grano de arroz.
    Fernando Bravocompartió una citahace 2 años
    Lo raro es cómo, cuanto más se conoce a alguien, más se llega a apreciar lo poco que se lo conoce, lo poco que siempre hemos sabido de esa persona, como si la intimidad gradual no implicase automáticamente volverse cada vez más agudo, sino sólo más supinamente ignorante.
    Fernando Bravocompartió una citahace 2 años
    Habitar nuestro propio contento significa estar totalmente presente, sin un satélite en órbita que haga lecturas clínicas del estado del planeta.

En las estanterías

    Editorial Anagrama
    Anagrama
    • 1.4K
    • 1.2K
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)