Los tres mosqueteros, Alexandre Dumas
Gratis
Alexandre Dumas

Los tres mosqueteros

Leer
Jorge Martinez
Jorge Martinezcompartió una citael año pasado
Tras ello, contento por la forma en que se había conducido en Meung sin remordimientos por el pasado, confiando en el presente y lleno de esperanza en el porvenir, se acostó y se durmió con el sueño del valiente.
Daniel Lara Cid
Daniel Lara Cidcompartió una citahace 2 años
a responder; pero en el momento en que abría la boca, D'Artagnan, que lo había oído todo, se abalanzó hacia el umbral de la puerta.
soymelisa
soymelisacompartió una citahace 2 años
se puede combatir la extrema precaución más que con el extremo descuido.
soymelisa
soymelisacompartió una citahace 2 años
-En general, no se piden consejos - decía - más que para no seguirlos; o, si se siguen, es para tener a alguien a quien se puede reprochar el haberlos dado.
vianeyfloresita
vianeyfloresitacompartió una citael mes pasado
, al hojear el manuscrito, última esperanza nuestra, enco
vianeyfloresita
vianeyfloresitacompartió una citael mes pasado
Confesamos que estos tres nombres extranjeros nos sorprendieron, y al punto nos vino a la mente que no eran más que seudónimos con ayuda de los cuales D'Artagnan había disimulado nombres tal vez ilustres, si es que los portadores de esos nombres prestados no los habían escogido ellos mismos el día en que, por capricho, por descontento o por falta de fortuna, se habían endosado la simple casaca de mosquetero.
HERMINIO MORALES
HERMINIO MORALEScompartió una citahace 3 meses
o hacía investigación es en la Biblioteca Real para mi historia de Lui
angela ferreira
angela ferreiracompartió una citahace 3 meses
acordándose de la frase de Luis XI, su predecesor politico como él era predecesor de Robespierre, murmuró esta máxima del compadre de Tristán: «Dividir para reinar.
angela ferreira
angela ferreiracompartió una citahace 3 meses
En general, no se piden consejos - decía - más que para no seguirlos; o, si se siguen, es para tener a alguien a quien se puede reprochar el haberlos dado.
angela ferreira
angela ferreiracompartió una citahace 3 meses
Luego, lanzando una última ojeada sobre el hermoso joven, que apenas tenía veinticinco años y al que dejaba allí tendido, privado del sentido y quizá muerto, lanzó un suspiro sobre aquel extraño destino que lleva a los hombres a destruirse unos a otros por intereses de personas que les son extrañas y que a menudo no saben siquiera que existen.
angela ferreira
angela ferreiracompartió una citahace 3 meses
-Sí - dijo - sí, es que Ana de Austria es mi verdadera reina; a una palabra de ella traicionaría a mi país, traicionaría a mi rey, traicionaría a mi Dios. Ella me pidió no enviar a los protestantes de La Rochelle la ayuda que yo les había prometido, y no lo he hecho. Faltaba así a mi palabra, ¡pero no importa! Obedecía a su deseo. ¿No he sido suficientemente pagado por mi obediencia? Porque a esa obediencia debo precisamente su retrato.
D'Artagnan admiró de qué hilos frágiles y desconocidos están a veces suspendidos los destinos de un pueblo y la vida de los hombres.
angela ferreira
angela ferreiracompartió una citahace 3 meses
D'Artagnan admiró de qué hilos frágiles y desconocidos están a veces suspendidos los destinos de un pueblo y la vida de los hombres.
Catalina Arias
Catalina Arias compartió una citahace 4 meses
Luego, además de estas guerras sordas o públicas, secretas o patentes, estaban los ladrones, los mendigos, los hugonotes, los lobos y los lacayos que hacían la guerra a todo el mundo
Alicia Chairez Cabrera
Alicia Chairez Cabreracompartió una citahace 4 meses
Athos, Porthos y Aramis.
Angie Val
Angie Valcompartió una citahace 4 meses
historia del señor Anquetil, las imágenes de Luis XIII, de Ana de Austria, de Richelieu, de Mazarino y de la mayoría de los cortesanos de la época
Angelica M
Angelica Mcompartió una citahace 6 meses
saldrá jamás de esta habitación, ¿entendéis, John? - continuó el
Angelica M
Angelica Mcompartió una citahace 6 meses
sé que su armamento contra Francia preocupa mucho a vuestro
Angelica M
Angelica Mcompartió una citahace 6 meses
sí; además tendría mi excusa: mi
Keila Martínez
Keila Martínezcompartió una citahace 8 meses
confiádnoslo, mi querido amigo, a no ser que el honor de alguna dama se halle interesado por esa confidencia, en cuyo caso haríais mejor guardándola para vos.
keitymm1207
keitymm1207compartió una citael año pasado
¡Ay!, como la mayoría de las cosas de este mundo que sólo tienen apariencia el tahalí era de oro por delante y de simple búfalo por detrás.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)