Libros
Franz Kafka

En la colonia penitenciaria

    Julian Penagoscompartió una citael año pasado
    La injusticia del procedimiento y la inhumanidad de la ejecución eran indudables
    Julian Penagoscompartió una citael año pasado
    Pero qué tranquilo se queda después el hombre en la sexta hora! Hasta el más estúpido empieza a comprender.
    Julian Penagoscompartió una citael año pasado
    Aquí, conforme el cuerpo sigue girando, las puntas dispuestas al borde de la «grada» desgarran la guata de las heridas, la arrojan a la fosa, y la «grada» tiene trabajo de nuevo. Así va escribiendo cada vez más profundamente durante doce horas seguidas.
    Julian Penagoscompartió una citael año pasado
    Desde luego que no es lícito que sea una escritura fácil; no debe matar enseguida, sino al cabo de un período de unas doce horas; el punto crítico está calculado para la sexta hora.
    Julian Penagoscompartió una citael año pasado
    ¿No quiere acercarse un poco más y examinar las agujas?
    Julian Penagoscompartió una citael año pasado
    Como usted ve, la «grada» tiene la forma del cuerpo humano; aquí está la «grada» para el torso, aquí están las «gradas» para las piernas. Para la cabeza sólo se dispone de este pequeño buril. ¿Le queda claro?—Se inclinó amistosamente hacia el viajero, dispuesto a dar las más exhaustivas explicaciones.
    Julian Penagoscompartió una citael año pasado
    capitán quiso comprobar la pasada noche si el asistente cumplía con su deber. Abrió la puerta al dar las dos y lo encontró acurrucado durmiendo. C
    Julian Penagoscompartió una citael año pasado
    n capitán ha puesto la denuncia hoy por la mañana en la que se acusa a este hombre, que le ha sido asignado a él como asistente y duerme ante su puerta, de haberse quedado dormido durante el servicio.
    Julian Penagoscompartió una citael año pasado
    pesar de mi juventud. Pues también estuve al lado del anterior comandante en todos los asuntos penales y, además, soy el que mejor conoce el aparato. El principio según el cual yo decido es: la culpa es siempre indudable. Otros tribunales pueden no seguir este principio, puesto que constan de varios miembros y tienen además por encima de ellos a otros tribunales todavía más importantes.
    Julian Penagoscompartió una citael año pasado
    no ha tenido oportunidad de defenderse—dijo el oficial, y miró a un lado, como si hablara consigo mismo y no quisiera avergonzar al viajero con el relato de cosas que para él eran tan evidentes.
    Julian Penagoscompartió una citael año pasado
    —repitió el oficial; se detuvo entonces un momento, como si esperara del viajero una argumentación más detallada de su pregunta, y añadió—: Sería inútil comunicársela. La experimentará en su propio cuerpo.
    Julian Penagoscompartió una citael año pasado
    este condenado, por ejemplo—el oficial señaló al hombre—se le escribirá en el cuerpo: «¡Honra a tus superiores!».
    Julian Penagoscompartió una citael año pasado
    cuanto el hombre está amarrado, la «cama» se pone en movimiento. Vibra con oscilaciones mínimas, muy rápidas, producidas de manera simultánea de lado a lado, lo mismo que arriba y abajo.
    Julian Penagoscompartió una citael año pasado
    El viajero empezaba a interesarse un poco por el aparato; con la mano sobre los ojos para protegerse del sol, miraba a lo alto del aparato. Era una gran estructura. La «cama» y el «dibujante» tenían igual dimensión y se asemejaban a dos oscuros arcones. El «dibujante» estaba montado unos dos metros por encima de la «cama»; ambos se hallaban unidos en las esquinas mediante cuatro varillas de latón que parecían centellear al sol. Entre los arcones, la grada pendía de una banda de acero.
    EDNA TAPIA GUZMANcompartió una citahace 2 años
    Sólo Gógol, sólo Dostoievski, sólo los rusos habían hallado hasta entonces ese tono: describir una humanidad mezquina sin lamentos y sin desprecio, ver y contar la apatía de los humillados sin sentimentalismo, así como la crueldad de los crueles. El vacío de la existencia adocenada de la inmensa mayoría
    EDNA TAPIA GUZMANcompartió una citahace 2 años
    La indiferencia que el oficial del relato de Kafka siente por la vida del condenado puede constituir una clave simbólica de la deshumanización esencial y generalizada que se agazapa en el hombre que proviene del «mundo civilizado», en el reverso de su apariencia, cuando tiene poder sobre la vida y la muerte de otros hombres a los que no considera sus iguales
    EDNA TAPIA GUZMANcompartió una citahace 2 años
    En los totalitarismos—y en cualquier otro régimen autárquico—, el menosprecio de los diferentes está justificado por el Estado, se institucionaliza y se convierte en ley
    EDNA TAPIA GUZMANcompartió una citahace 2 años
    cabo investigaciones exhaustivas en el lugar del crimen (fijarse en objetos, huellas y otros datos en apariencia secundarios), en vez de fiarse sólo de las revelaciones de los testigos, muchas veces falsas. Pidió a los investigadores algo más de maña e imaginación para adentrarse en el mundo psicológico de los acusados y de este modo aportar más pruebas con el propósito de esclarecer su inocencia o determinar su culpabilidad
    EDNA TAPIA GUZMANcompartió una citahace 2 años
    Explicó la necesidad de llevar a
    EDNA TAPIA GUZMANcompartió una citahace 2 años
    Siempre es arriesgado intervenir con decisión en asuntos ajenos
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)