Margaret Tracy,Hickman Weis

La Tumba De Huma

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
ecompartió una citael año pasado
Duerme, querido Sturm —susurró cogiéndole la ya rígida mano y apoyándola contra su mejilla—, no permitas que los dragones enturbien tus sueños.
ecompartió una citael año pasado
La luz del caballero se extinguió, su sol se ensombreció.
ecompartió una citael año pasado
Te consideras digno del gran honor que se te ha concedido?

—No, señor —respondió el interpleado tal como exigia el ritual—, pero lo acepto con toda humildad y juro consagrar mi vida a hacerme merecedor de tal distinción.
ecompartió una citael año pasado
tres hijos maravillosos, repito. No me cuentes más tonterías de que no tienes ninguna hija. Tienes una, y es una muchacha fabulosa. Tiene más sentido común que su padre. Debe haber salido a su madre... ¿Dónde estaba? Ah, sí. También educaste a Tanis, el Semielfo. Sabes, Solostaran, entre esos cuatro jóvenes, aún seríamos capaces de salvar el mundo
ecompartió una citael año pasado
Nosotros, los ancianos, tenemos que ayudamos unos a otros. Es una pena que seas tan necio...
ecompartió una citael año pasado
Pero no puedo. Porque si lo hiciera, contraería un compromiso contigo, y debería dedicar mi vida a cuidarlo y defenderlo y no puedo contraerlo, Tika. Mi obligación es dedicarme a mi hermano
ecompartió una citael año pasado
intentaba enseñarle que la moderación y la paciencia ganaban más victorias que las amenazas y el empleo de las armas.
ecompartió una citael año pasado
Según la ley de los kenders, si es que existe alguna ley entre los kenders, todo el mundo es dueño de todas las cosas.
ecompartió una citael año pasado
«Los ojos de mi alma deben estar viendo con más claridad que los de mi cabeza»,
ecompartió una citael año pasado
—¿Es demasiado pedir que se me permita morir en paz en vez de estar rodeado de molestos kenders?
ecompartió una citael año pasado
¡No voy necesitar un casco porque estoy muriéndome!
ecompartió una citael año pasado
«¿Por qué, si aquello sonaba tan sensato, reinaba en su vida tanto desorden?»
ecompartió una citael año pasado
Si negamos el amor que se nos otorga y si nos resistimos a dar amor por temor al dolor de la pérdida, entonces nuestras vidas serán vacías y la pérdida mucho mayor.
ecompartió una citael año pasado
¿Cómo aprender a querer a un humano?
ecompartió una citael año pasado
La muerte existe únicamente en nuestras mentes..
ecompartió una citael año pasado
El que se preocupa sin motivo deberá pagarlo con su pena.
ecompartió una citael año pasado
joya creaba un lazo entre sus almas. Así unidos, compartían las emociones más íntimas del amado y podían proporcionarse apoyo el uno al otro en momentos de necesidad
ecompartió una citael año pasado
Hasta el día en que el maestro del pasado y del presente regrese con su poder, estas puertas permanecerán cerradas y las salas vacías
ecompartió una citael año pasado
Los vivos te necesitan.
ecompartió una citael año pasado
Maldito kender parlanchín —gimió Flint—. Tuvo que permitir que le cayera una casa encima.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)