Libros
Valeria Rossi

El lenguaje del perro. Conocerlo, entenderlo, interpretarlo

Un perro comprende perfectamente el estado de ánimo de su dueño y se comporta en consecuencia: se abalanza hacia la puerta cuando le ve ponerse el abrigo, le pone el hocico en las rodillas cuando está enfermo, se va cuando entiende que quiere estar solo…
Pero ¿llega el dueño a «leer» a fondo las señales que el perro le manda y a interpretar correctamente el significado de un movimiento de cola en un momento determinado o de un roce con el hocico en otro?
Esta obra le facilita toda la información necesaria para conocer, entender e interpretar correctamente al perro: funcionamiento de su mente; manifestación de sus estados de ánimo; lógica de la manada; antipatía y simpatía entre perros; relaciones con el hombre, con los demás animales y con los niños…
Un libro escrito por una apasionada y experta cinófila que le ayudará a entender el lenguaje de los perros y a vivir mejor con ellos.
322 páginas impresas
Propietario de los derechos de autor
Parkstone International
Publicación original
2018
Año de publicación
2018
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Citas

  • Martina Belencompartió una citahace 4 días
    • El macho tenderá a asumir un comportamiento de defensa activa (y, por tanto, potencialmente agresiva) en los conflictos con cualquier intruso que se acerque al territorio marcado por él (o por su dueño, si considera a este un superior jerárquico).
  • Martina Belencompartió una citahace 4 días
    Las perras que viven con personas o perros del sexo masculino tienden a asumir un comportamiento de defensa pasiva y de avisar (y, por tanto, ladrar) para señalar la proximidad de extraños al territorio marcado por el jefe, pero limitando la intervención a las zonas consideradas efectivamente como propiedad de la manada (por tanto, sí la casa y el jardín, y no la calle, el parque público, etc.).
  • Martina Belencompartió una citahace 2 meses
    niveles, la situación se puede volver anormal y patológica.

    En el perro, algunas situaciones persistentes de ansiedad pueden llevar a una alteración de los neurotransmisores (serotonina), de los mediadores químicos (adrenalina y noradrenalina) o del sistema gabaérgico. Hay algunos investigadores que consideran la posibilidad de una predisposición genética a todas las manifestaciones de ansiedad.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)