Neverwhere, Neil Gaiman
Neil Gaiman

Neverwhere

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Annye Madrigal Reina
Annye Madrigal Reinacompartió una citahace 22 días
—Cuando los ángeles se vuelven malos, Richard, son los peores. No olvides que Lucifer también era un ángel.
Manuela Herazo
Manuela Herazocompartió una citahace 2 meses
Richard había llegado a la conclusión de que los acontecimientos eran unos cobardes: no sucedían de uno en uno, no, tendían a encadenarse y a venírsele encima
Manuela Herazo
Manuela Herazocompartió una citahace 2 meses
—Tienes buen corazón. A veces eso es suficiente para mantenerte a salvo allá donde vayas —dijo. Meneando la cabeza, añadió—: Pero por lo general no.
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
Los futuros cadáveres tienen razón —le dijo al señor Vandemar. Se acercó al ángel, que estaba frente a la puerta, con los brazos cruzados—. ¿Señor? Creo que le convendría saldar sus deudas antes de embarcarse en la siguiente etapa de su viaje.
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
No a todos —dijo. Richard pensó que lo decía por Puerta, pero luego añadió—. Siempre existió la posibilidad de que tú no… fueras tan hábil como has resultado ser.
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
Me dijeron que era el castigo que merecía por lo de la Atlántida. Les dije que yo había hecho cuanto estaba en mi mano. Todo aquello fue… —se interrumpió, como si estuviera buscando la palabra justa. Finalmente, con pesar, dijo—: una desgracia.
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
Al final del laberinto había un abrupto precipicio de granito, y empotrada en el precipicio había una alta puerta de madera de doble hoja. Un espejo oval colgaba de una de las hojas. La puerta estaba cerrada. Tocó la madera y la puerta se abrió, sigilosamente, con el simple contacto.

Richard entró.
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
Cazadora yacía de espaldas en el lodo. Uno de sus brazos estaba doblado, formando un ángulo extraño.
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
a para encontrar las cosas. Primero intentó dejar la mente en blanco y luego trató de que su vista vagara libremente por la superficie de la ciénaga, sin fijarse en nada. Algo brilló entre el cieno, como a un metro y medio a su izquierda. Era la estatuilla de la Bestia.

—¡Ya la veo! —gritó Richard.
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
Silencio —le ordenó el señor Vandemar. Pero el señor Croup se limitó a reír y Puerta supo entonces que el Ángel Islington no estaba de su lado.
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
.

—El lugar en el que estuviste era la ciudadela de Islington y es también su prisión —explicó. Era lo primero que decía en horas—. No puede salir de allí.
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
Cuando los ángeles se vuelven malos, Richard, son los peores. No olvides que Lucifer también era un ángel.
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
Ojalá lo supiera. Pero Islington está al final de la calle del Descenso y detrás de todo este lío. Y entre nosotros e Islington están el laberinto y la Bestia.
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
Santo Cielo —dijo sin dignarse siquiera a mirarla—. Debo confesar que me ha engañado como a un tonto con su ingenioso ardid, señor Vandemar.
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
Sí. Bueno. Había gente que me daba por muerto. Me vi obligado a adoptar un perfil bajo.

—¿Por qué… por qué algunos te daban por muerto?
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
Se estaba bebiendo tu vida —dijo el Marqués de Carabás en un ronco susurro—. Robándote tu calor. Transformándote en una criatura fría como ella.
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
Se encargaría de informar a las Doradas: todos los favores habían sido devueltos, todas las deudas estaban saldadas
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
Buenas noches, señor Marqués. No olvide mandarnos unas letras.
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
Le había regalado la piel de la Gran Comadreja a una chica que había llamado su atención y que se lo había agradecido como es debido.
Dulcemente Macabra KN Falfan
Dulcemente Macabra KN Falfancompartió una citahace 8 meses
Me dejas anonadada con tu talento pugilístico —dijo sin inmutarse.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)