Juan Domingo Argüelles

Las malas lenguas

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
¿Autosustentable?, ¿campus universitario?, ¿acceso de entrada?, ¿gente de color?, ¿adulto en plenitud?, ¿todos y todas?, ¿transgénero?, ¿nosotr@s?, ¿introducir al interior?, ¿roomie?, ¿socialité?, ¿stablishment?
Las malas lenguas es un irónico y mordaz recorrido por varios errores comunes que circulan en libros, periódicos, revistas e internet. Son efectos de lo políticamente correcto, los extranjerismos mal adaptados, el “lenguaje incluyente” y las malas traducciones, que han hecho de nuestra lengua un verdadero desastre.
En esta obra, Juan Domingo Argüelles repasa las redundancias, los errores de conjugación, la mala pronunciación, la falta de concordancia y otros deslices que cometemos tanto hablantes cultos como los de menor escolarización. Además hace una fuerte crítica a las instituciones encargadas de normar la lengua que resultan retrógradas y poco competentes, ofrecen malas definiciones y omiten del diccionario entradas necesarias y muy usadas en México y América Latina.
Un libro para evitar las barbaridades que decimos y escribimos en español.
Este libro no está disponible por el momento.
1.028 páginas impresas
Publicación original
2018
Año de publicación
2018
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Citas

  • diaguilarsantanacompartió una citahace 3 años
    La radio y la televisión e internet, por sus amplísimos alcances e influencias, son los medios que más daño causan al idioma cuando difunden barrabasadas que otros repiten. Pero también las publicaciones impresas (diarios, revistas, libros) dejan, cada vez más, mucho que desear. Todos sabemos que los muertos no cumplen años, pero leemos en los periódicos informaciones como la siguiente: “Frank Sinatra cumple hoy, 12 de diciembre, 100 años de nacido” o, peor aún: “Frank Sinatra cumple 100 años”. No, no los cumple ni los cumplió: dejó de cumplirlos cuando se murió. Con entera razón, el editor Mario Muchnik lamenta “el empobrecimiento lento e imparable de la lengua castellana, cuya culpa recae por entero en los medios de comunicación de masas, la tele y la prensa” y advierte que “los políticos suelen acuñar barrabasadas que, en caracteres de molde o flotando en las ondas hertzianas, penetran en las tiernas mentecitas del público hasta ganar una aceptación inmerecida”. Mucho antes, en 1962, Jorge Luis Borges dijo, para el caso de Argentina: “Si La Nación y La Prensa prohibieran a sus cronistas decir ‘el titular de la cartera’ por ‘el ministro’, ‘el primer mandatario’ por ‘el presidente’... en seis meses mejoraría el idioma”
  • diaguilarsantanacompartió una citahace 3 años
    Siendo la lengua un ente vivo y no un fósil, se renueva constantemente. Lo malo es echarla a perder con tonterías y barrabasadas, muchas de ellas calcadas de otros idiomas, y muy especialmente hoy del inglés, y del peor inglés de los peores angloparlantes, hoy también imitados por los peores y más serviles anglicistas y anglófilos
  • Mariana Aguilarcompartió una citahace 4 meses
    Nuestra lengua es nuestro patrimonio cultural más valioso. Cuando hablamos y escribimos también pensamos, y si hablamos mal y escribimos mal, pensamos peor. El idioma, nuestro idioma, es identidad y pertenencia. Y si echamos basura en él es como ensuciar nuestra casa o, lo que es peor, nuestra boca.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)