Libros
Gertrudis Gómez de Avellaneda

SAB

«Sab» trata la situación de las luchas independistas contra la esclavitud que se daba en la Cuba del siglo XIX. Toda esa temática se desarrolla en medio de la historia de amor entre Carlota –mujer con voz política que toma las decisiones que determinan el curso de la historia— y Sab –esclavo mulato consciente de la opresión al negro y que encarna la crítica directa a la esclavitud–.
224 páginas impresas
Publicación original
2021
Año de publicación
2021

Otras versiones

¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Citas

  • Anahimoscosocompartió una citahace 7 meses
    ¡Oh!, ¡las mujeres! ¡Pobres y ciegas víctimas! Como los esclavos ellas arrastran con paciencia su cadena y bajan la cabeza bajo el yugo de las leyes humanas. Sin otra guía que su corazón ignorante y crédulo, eligen un dueño para toda la vida. El esclavo al menos puede cambiar de amo, puede esperar que juntando oro comprará algún día su libertad; pero la mujer, cuando levanta sus manos enflaquecidas y su frente ultrajada para pedir libertad, oye al monstruo de voz sepulcral que le grita: «En la tumba».
  • Anahimoscosocompartió una citahace 7 meses
    ¿Saben ellos lo que pude haber sido? ¿Por qué han inventado estos asesinatos morales aquellos que castigan con severas penas al que quita a otro hombre la vida? ¿Por qué establecen grandezas y prerrogativas hereditarias? ¿Tienen ellos el poder de hacer hereditarias las virtudes y los talentos? ¿Por qué se rechazará al hombre que sale de la oscuridad, diciéndole: «vuelve a la nada, hombre sin herencia, y consúmete en tu cieno11, y si tienes las virtudes y los talentos que faltan a tus dueños, ahógales, porque te son inútiles?»
  • Anahimoscosocompartió una citahace 7 meses
    ¿Es culpa mía si Dios me ha dotado de un corazón y de un alma? ¿Si me ha concedido el amor de lo bello, el anhelo de lo justo, la ambición de lo grande? Y si ha sido su voluntad que yo sufriera esta terrible lucha entre mi naturaleza y mi destino, si me dio los ojos y las alas del águila para encerrarme en el oscuro albergue del ave de la noche, ¿podrá pedirme cuenta de mis dolores? Podrá decirme: «¿Por qué no aniquilaste el alma que te di? ¿Por qué no fuiste más fuerte que yo y te hiciste otro y dejaste de ser lo que yo te hice?».
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)