Wilfried de Jong

Niebla en el Mont Ventoux

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
Un ciclista sin ropa, sin público, sin comida, sin bebida, sin calor, sin palmarés.
Un ciclista de nada.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
Los hombres que van solos en bicicleta están un poco locos. Consumen su cuerpo con su forma obsesiva de hacer deporte. El frío, el hambre, la sed, el agotamiento, nada parece detenerlos. El resto del mundo no comprende sus largas y extenuantes salidas en solitario.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
Un avezado corredor profesional me explicó una vez cómo había que tomar bien una curva. Nunca mires justo delante de ti, ese era su lema. En su opinión, se veían mucho mejor las irregularidades del pavimento a una distancia mayor. Si no advertías el socavón hasta que lo tenías a pocos metros de tu rueda delantera es que no lo habías hecho bien. Deberías haberlo detectado mucho antes.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
Bajar consistía en mantener el equilibrio entre la cabeza y las tripas, entre ir más fuerte o más lento, entre pedalear y frenar. Pero la velocidad podía superarte en el momento menos pensado. No debías dejar que eso sucediera jamás.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
ara frenar, los especialistas en descensos alzan el tronco justo antes de entrar en la curva, y frenan así, parando el viento. Una vez dentro de la curva adoptan la posición aerodinámica de antes, y así aumentan de nuevo la velocidad.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
Los descensos son un placer. Bajar en bicicleta es siempre cuestión de agallas. Agallas para ir a tope.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
—¿Qué es lo que te gusta del ciclismo? Todo el santo día sobre un sillín estrecho con esas ruedas tan finas y todas esas caídas. Y, encima, pasando frío.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
No tengo a nadie delante, ni a nadie detrás.
Pedalear solo es una bendición.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
Abri es la palabra francesa que se usa en la jerga ciclista para referirse al efecto rebufo.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
Quiero ser el primero en arrancar. Cuanto más rápido salga de allí, antes volveré a rodar en mi posición preferida: solo.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
¿He vuelto a ir a un ritmo demasiado alto? ¿Dejaré algún día de sobrestimar mis fuerzas?
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
Prefiero rodar en solitario. Solo. Escoger yo mismo el momento en que cojo la bicicleta y salgo de casa. Ir en bicicleta como un acto individual. Un paisaje, una bicicleta, un bi-dón lleno, una galleta en el bolsillo trasero, y la vuelta es per-fecta.
Pero si veo a alguien a lo lejos, no puedo evitarlo: quiero ponerme a prueba.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
En el ciclismo no se llega muy lejos sin mentir y engañar. Jamás hay que mostrar tus cartas.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
el ciclismo tenía que ver con las ganas de pelear.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
No pertenecía a la generación que iba en bicicleta con un pulsómetro y se asustaba en cuanto este se ponía «en rojo».
El rojo es la zona donde la lucha empieza de verdad. En el rojo es donde se separa el grano de la paja. El que es capaz de mantenerse mucho rato en el rojo tiene un corazón de deportista.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
Sin embargo, me gusta más el viejo estilo: pedalear, sufrir, resistir.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
La cafeína no es dopaje. El café forma parte de los alimentos básicos de un ciclista.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
Sin café no era persona. Y, menos aún, ciclista.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
Los conductores suelen equivocarse al calcular la distancia. Atribuyen una capacidad desproporcionada a sus frenos y subestiman la velocidad a la que van. Si ves la repetición a cámara lenta de un choque, te das cuenta de lo destructor que es el impacto cuando ocurre un atropello.
Gilberto Julio Marquina Castillocompartió una citahace 5 meses
Un corredor convive con las caídas. Las caídas están inseparablemente unidas al hecho de correr en bicicleta. No se puede pensar en la muerte. Si piensas en que puedes caerte, pierdes velocidad.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)