bookmate game
Ángeles Mastretta

Ninguna eternidad como la mía

    Judith Cortéscompartió una citahace 3 años
    —Cuídate el corazón —oyó decir a su padre.

    —Te lo dejo —contestó ella.
    Judith Cortéscompartió una citahace 3 años
    —Tú estás loco, a él le gusta que yo baile —dijo Isabel.

    —Un rato, chula, nomás un rato. Luego todos quieren cama y cocina caliente.

    —Corzas es distinto —dijo Isabel.

    —Todos son distintos hasta que se vuelven iguales —dijo Pablito pasándole un brazo por la cintura a su desconsolada amiga.
    Azucena Villegascompartió una citahace 3 años
    la vida valdrá la pena mientras haya en el mundo seres capaces de hacer magia cuando profesan una pasión.
    Judith Cortéscompartió una citahace 3 años
    —A veces, de sólo mirarte me dan ganas de creer en Dios
    Diemcompartió una citael año pasado
    —Yo diría que quien ha merecido la dicha puede soportar la desgracia, y que toda emoción santifica.
    Diemcompartió una citael año pasado
    A veces, de sólo mirarte me dan ganas de creer en Dios
    Dulce María De Gabrielcompartió una citahace 2 años
    —Yo diría que quien ha merecido la dicha puede soportar la desgracia, y que toda emoción santifica
    Azucena Villegascompartió una citahace 3 años
    Yo, Isabel Arango Priede, me comprometo a vivir con intensidad y regocijo, a no dejarme vencer por los abismos del amor, ni por el miedo que de éste me caiga encima, ni por el olvido, ni siquiera por el tormento de una pasión contrariada. Me comprometo a recordar, a conocer mis yerros, a bendecir mis arrebatos. Me comprometo a perdonar los abandonos, a no desdeñar nada de todo lo que me conmueva, me deslumbre, me quebrante, me alegre. Larga vida prometo, larga paciencia, historias largas. Y nada abreviaré que deba sucederme, ni la pena ni el éxtasis, para que cuando sea vieja tenga como deleite la detallada historia de mis días.
    babyrosecompartió una citahace 3 años
    comprometo a vivir con intensidad y regocijo, a no dejarme vencer por los abismos del amor, ni por el miedo que de éste me caiga encima, ni por el olvido, ni siquiera por el tormento de una pasión contrariada. Me comprometo a recordar, a conocer mis yerros, a bendecir mis arrebatos. Me comprometo a perdonar los abandonos, a no desdeñar nada de todo lo que me conmueva, me deslumbre, me quebrante, me alegre. Larga vida prometo, larga paciencia, historias largas. Y nada abreviaré que deba sucederme, ni la pena ni el éxtasis, para que cuando sea vieja tenga como deleite la detallada historia de mis días.
    Criss GiLocompartió una citahace 3 años
    Endereza los hombros y párate como si nada te doliera.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)