W.N. P. Barbellion

El diario de un hombre decepcionado

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Denostado en su día por «inmoral» e incluso por «ficticio», y a la vez aclamado como «un examen despiadado del yo que Rousseau habría envidiado», El diario de un hombre decepcionado (1919) de W. N. P. Barbellion es una obra singular. Iniciado cuando su autor tenía trece años como un cuaderno de notas de historia natural, se iría convirtiendo poco a poco en la crónica de una profunda decepción: limitado en su formación académica por circunstancias familiares, y aquejado ya tempranamente de dolorosos y paralizantes síntomas de lo que luego se revelaría una esclerosis múltiple, el que soñaba con «ser un gran naturalista» acabaría obteniendo un modesto puesto de entomólogo en el Museo Británico de Historia Natural; pero, con un cuerpo «encadenado a mí como un peso muerto», se daría cuenta de que «mi vida ha sido una lucha continua contra la mala salud y la ambición, y no he conseguido dominar ninguna de las dos». La escritura puntual del diario, incisiva, repleta de ingenio y desesperación, se erige entonces en la única y verdadera razón de ser (o de seguir siendo): «Si somos gusanos —anotará—, al menos seamos gusanos sinceros».
Barbellion murió apenas unos meses después de ver publicada su obra, pero su ejercicio de introspección, que ha sido comparado con Kafka y con Joyce, perdura como uno de los más notables y significativos del siglo XX.
Este libro no está disponible por el momento.
386 páginas impresas
Publicación original
2018

Libros relacionados

Opiniones

    Santiagocompartió su opiniónhace 2 meses
    💀Espeluznante
    🎯Justo en el blanco

    Al igual que las montañas al erosionarse, las ideas y los sueños se desprenden de lo que somos y se acumulan en el océano de la muerte. Este libro, muestra lo frágil que es la vida frente al avance de la enfermedad. También muestra, ese infierno que se desata por dejar objetivos incompletos, tanto por nuestra propia mano como por la mala salud a temprana edad. Y, frente a todo eso, la naturaleza nos es indiferente, sigue su curso, conservando su belleza, mostrando que una flor no perderá su aroma aunque partamos o, que los lagos no dejarán de volverse desiertos porque ya no podamos respirar.

Citas

    Santiagocompartió una citahace 2 meses
    Para un hombre, es mejor intentar ser a la vez poeta y naturalista que ser demasiado naturalista y pasar por alto la belleza de las cosas, o demasiado poeta y no entenderlas o no poder ver siquiera las bellezas escondidas que sólo se revelan tras una observación atenta
    Germán Lópezcompartió una citael año pasado
    Cuánto se aprende de un desconocido por su risa.
    Karol Reyescompartió una citahace 2 años
    inútil lamentarse por el rumbo de la fortuna. No significa gran cosa tener objetos preciosos –por mucho que los deseamos– cuya posesión depende de circunstancias ajenas a nuestro control.

En las estanterías

    Alba Editorial
    Alba
    • 411
    • 214
    Nydia
    TBR
    • 578
    • 13
    Jorge Arturo Gallegos Ramirez
    Poesía
    • 93
    Maria Perez
    Cajón de sastre
    • 41
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)