Verónica Munguía

Las mascotas secretas

A Mina y a Pedro, vecinos y mejores amigos, los une el amor por los animales. En su edificio están prohibidas las mascotas, aunque encuentran la manera de solucionarlo. Pero cuando interviene Pepita todo amenaza con venirse abajo.
Pepita está celosa de Pedro y lo molesta todo el tiempo, pero descubrirá que la amistad y la solidaridad surgen en donde menos se espera.
88 páginas impresas
Publicación original
2017
Editorial
Ediciones SM

Opiniones

    Hatebreedercompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    🎯Justo en el blanco
    😄Divertido
    🐼Adorable

    Leído a mi hermano de 10 años, nos encantó a ambos, me parece una buena herramienta para inculcar el amor a los animales.

    Samantta.compartió su opiniónhace 5 meses
    👍Me gustó
    💡He aprendido mucho
    🚀Adictivo

    WOOOOW. QUÉ MARAVILLA DE LIBRO.

    Verónica Munguía narra una historia preciosa sobre la importancia de los animales en el planeta. Seres que creemos dominar pero más bien los torturamos.

    Pedro y Mina han sido amigxs desde hace tiempo. Se llevan de maravilla y adoran los animales. Mina tiene un hámster llamado Pong que entiende perfectamente a sus amigxs Pedro y Mina. Pedro tiene de amigxs a todas las aves que se acercan a beber del bebedero que dejó colgado en su ventana. Llegas muchas especies de aves entre ellas un mirlo.

    Por otro lado está Pepita una niña muy ocurrente que se le ocurren cosas divertidas para ella pero crueles para las y los demás. Es amiga de Mina y a veces genera tensión cuando Pedro está cerca de ellas pues Pepita hostiga a Pedro. Le dice cosas hirientes y lo hace caer.

    Hay un reto deportivo que los tres deben de enfrentar en la escuela. Más allá de la condición física se pondrá en juego qué hay que hacer para que todas y todos puedan llevarse bien.
    ¿Y los animales? Bueno. La historia les pertenece a ellos.
    Son los héroes y heroínas de este gran libro.

    Lo recomiendo.

Citas

    Marcia Ramoscompartió una citahace 5 meses
    Mina tenía un hámster que se llamaba Pong. Él vivía en una jaula con una ruedita que daba vueltas y era una mascota secreta.
    Samantta.compartió una citahace 5 meses
    Noooo, señora, para qué. No, no. Yo no estoy triste, quién le dijo. Tengo corazón de quinceañera. Una señora de mi edad... ¿un hámster? No, muchas gracias.
    Luis Paredes Martínezcompartió una citael año pasado
    Pedro era redondo como la “o”.

En las estanterías

    Isabel Jazmín Angeles
    El barco de vapor
    • 186
    • 319
    Editorial SM
    SM
    • 176
    • 255
    Alejandra Arévalo
    Para niños de todas las edades
    • 56
    • 103
    Jocelyne García
    LIJ
    • 31
    • 1
    Carlos Alarcón
    Por leer
    • 123
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)