Ignacio Manuel Altamirano

La Navidad en las Montañas

Altamirano, presenta en su libro a dos figuras contrapuestas: un militar liberal, ateo, perteneciente a las fuerzas políticas triunfantes, y a un cura católico español, que se muestra un poco temeroso por la hostilidad con que suponía iba a ser tratado por el capitán anticlerical. El encuentro de los dos hombres se da en una aldea perdida en plena montaña, cuando uno va de camino hacia su curato y el otro más allá, hacia la ciudad que es su punto de destino, les hace cambiar unas cuantas palabras como compañeros de viaje.
Transcurren por esos días las fiestas navideñas, y al llegar al pueblo del cura, éste le ofrece hospedaje al capitán, que lo acepta agradecido. El huésped puede observar de cerca al sacerdote y la obra que realiza en unión del maestro de escuela y del alcalde, autoridad elegida libremente por sus convecinos. Lo que fue simple conocimiento se transforma en amistad, cosa que da lugar a que el militar y el cura hablen francamente de la guerra cruel entablada entre los intransigentes de ambos bandos: el católico reaccionario y el democrático radical.
Ignacio M. Altamirano presenta un cuadro patriarcal, sin duda amanerado, de la existencia en aquel pueblo, donde, aunque pobres, todos sus habitantes son casi felices porque poseen un alma sana como su cuerpo y desconocen las luchas de los partidos, las intrigas y las ambiciones. La moraleja, por así decirlo, es que la paz y el mutuo respeto son los elementos esenciales para una estrecha cooperación entre los hombres, cuyos frutos serían provechosos para todos.
El cura español y el militar mexicano acaban coincidiendo en ideas fundamentales sociales y humanas.
Altamirano, tomando una actitud conciliatoria y contemporizadora, expresada en esta ingenua narración, quiso apaciguar pasiones, muy vivas en aquel entonces en el pueblo mexicano, que acababa de sufrir una cruenta guerra civil.
http://www.sabersinfin.com/index.php?option=com_content&task=view&id=864&Itemid=1
64 páginas impresas

Otras versiones

¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Ariana Albarráncompartió su opiniónhace 8 meses

    Una fotografía de las costumbres y tradiciones en el México de 1870. La manera en la que describe los lugares y los personajes provoca un gran placer, pero sin duda lo más satisfactorio y gratificante para mí ha sido la transformación de un encuentro, en el que dos personajes se revelan los prejuicios, los quitan del camino y construyen un vínculo de respeto y amistad.

    Michelle Estrada Espinozacompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó

    Alonso S.Gcompartió su opiniónhace 3 años
    👍Me gustó
    🙈Ni fu ni fa
    🐼Adorable

Citas

    Ariana Albarráncompartió una citahace 8 meses
    Pongo yo poco empeño en la propagación de esas desgraciadas víctimas del apetito humano. En general, yo prefiero la agricultura, y sólo cuido con esmero a los animales que ayudan al hombre en los rudos y santos trabajos del campo.
    Ariana Albarráncompartió una citahace 8 meses
    yo no quería a nadie entonces… ni he querido después —añadió avergonzada; —y si no, pregúntalo en el pueblo… te lo juro, yo no he querido a nadie…
    Ariana Albarráncompartió una citahace 8 meses
    La Nochebuena se viene, La Nochebuena se va, Y nosotros nos iremos Y no volveremos más.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)