Juan Villoro

El testigo

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Julio Valdivieso, intelectual mexicano emigrado a Europa, profesor en la Universidad de Nanterre, vuelve a su país después de una larga ausencia. El PRI ha perdido al fin las elecciones y se inicia un peculiar período de transición. Pero esta vuelta a un presente muy distinto del que dejara cuando se fue, se convertirá en una oportunidad de descifrar su pasado, el de su familia, el de su país, en una novela que despliega su trama como un inquietante mecanismo de precisión. Y en ese retorno extático y terrible se suceden los reencuentros que lo llevan a las claves de un amor perdido, a un episodio de la guerra cristera del que depende su propio nombre, a la leyenda viva del poeta Ramón López Velarde, el primer poeta moderno de México… Una irónica revisión de los mitos y de la condición mediática del mundo contemporáneo y una exultante reinvindicación de la poesía como sustrato perdurable en el caos de la historia. Una de las novelas más ambiciosas y logradas de la literatura mexicana y latinoamericana contemporánea, que sitúa a su autor en la primerísima fila de escritores de su generación.
Este libro no está disponible por el momento.
517 páginas impresas
Publicación original
2007
Año de publicación
2007
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Her Santiagocompartió su opiniónhace 2 años

    Buen libro de Villoro. La guerra cristera, un amor adolescente, los narcos, la melancolía de un profesor mejicano en Europa y su extrañeza al llegar a los ambientes de su infancia y como una sombra la figura señera de Ramón López Velarde, el poeta del modernismo

    b0019143527compartió su opiniónhace 14 días

    Un viaje y un reencuentro a su pasado. Y vistazo a su vida presente sin ganas de quedarse ahí. Me gustó

    Milena Garcíacompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó
    🚀Adictivo

    La misión, empezar a adorar a Villoro.

Citas

    b0019143527compartió una citael mes pasado
    Cuarteadas por el salitre y las goteras, las paredes de la casa de Nieves despedían un aroma que se impregnaba en los muebles y aun en las personas. Nieves olía a trapos, a ropa de criada.

    Escribe

    b0019143527compartió una citael mes pasado
    Todo lo hacen en zigzag. Así echaron bala en la Revolución, así cultivan sus milpas, así hacen sus trámites, así se refocilan en sus petates, así bailan cuando se emborrachan
    b0019143527compartió una citael mes pasado
    Con las armas en la mano, los agraristas inventaron que no eran criminales sino ejidatarios y se repartieron el desierto hasta que a cada quien le tocó un terrón inservible. Ahora esto es un terregal dominado por homínidos.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)