Abril Castillo Cabrera

Tarantela

Tarantela es una novela con forma de galaxia: el centro de gravedad es un fichero que registra, de manera cuidadosa, los últimos días de la vida de Jano, internado en el hospital por haber ingerido veneno para ratas. La narradora recuerda la muerte de su tío, que ocurrió cuando era pequeña, y descubre que la historia reciente de su familia gira en torno a aquel suceso envuelto en el misterio y el dolor, que los destinos individuales, tanto de ella como de su hermano, siguen los pasos de una maldición que los precede. ¿Cuándo nuestra historia personal resulta inseparable de la historia de nuestra familia? En Tarantela, la narradora emprende una búsqueda a través de las constelaciones genealógicas, para reinterpretarlas y tratar de reconstruir los vínculos que la unen con las personas que más quiere. Mientras que el veneno tiñe los caudales melancólicos de este libro, Abril Castillo busca el antídoto en la hermandad y en la escritura.
187 páginas impresas
Publicación original
2019

Otras versiones

Opiniones

    Jorge Vazquezcompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    🚀Adictivo
    💧Prepárate para llorar

    Al terminar de leerlo, me dejó una sensación de querer coméntar con todos este excelente libro.
    La familia es la médula que da estructura a la narración.
    Desde la óptica de una niña, conforme avanza la lectura se convierte en mujer que afronta la muerte, la soledad, la insuficiencia para la pareja, y caer nuevamente en el seno de la familia.
    No podía dejar de proyectarme en algunos pasajes, por mis hijos, por mi esposa, por las experiencias cotidianas que nos arrojan al filo de una muerte cercana, y que nos hacen amar con fuerza lo nos da la vida.
    Me encantó.

    Martha Lunacompartió su opiniónhace 7 meses
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    💡He aprendido mucho
    🎯Justo en el blanco
    🚀Adictivo
    💧Prepárate para llorar

    La familia como veneno y antídoto para todo lo que vivimos y morimos a través de ella. Abril Castillo nos comparte como a raíz de la muerte por envenenamiento de un tío, su familia se encerró en ese dolor sin hablar, sin mencionar y como esos silencios la persiguieron y afectaron hasta su vida adulta. Un relato simplemente conmovedor y profundo.

    Brenda Orocompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    🔮Profundo
    💧Prepárate para llorar

    No se porque llore tanto con este libro, de verdad es hermoso

Citas

    Angie Mcompartió una citael año pasado
    Salir y sentir el frío de esa mañana. Recorrer un nuevo camino a casa. Y no preguntarme de dónde vengo jamás otra vez. Ni llorar. Ni mencionar ya tu nombre. Hasta que olvide tu olor. No volver a decir nunca tu nombre.
    Natalia Beatrizcompartió una citahace 10 meses
    Los fantasmas no necesitan espacio. Habitan dentro. Son mancha, dolor, pasajeros, equipaje. Los fantasmas somos nosotros pero les echamos la culpa a ellos. A los que no están. Los fantasmas no son el pasado ni nuestros miedos de futuro. Los fantasmas somos nosotros en este presente del que no podemos escapar. Para bien o para mal.
    Olivia Armenta Verdugocompartió una citahace 9 meses
    Ésa es la mejor forma de conocer a alguien. De generar puentes. De establecer confianza: hablar del pasado

En las estanterías

    Alejandra Arévalo
    Autoras que deberías leer
    • 180
    • 1.4K
    Ediciones Antílope
    Antílope
    • 14
    • 194
    Este País
    Este País
    • 43
    • 55
    Ale Luévano
    Morras
    • 220
    • 29
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)