Citas de “Guía del autoestopista galáctico” de Douglas Adams

Brashan
Brashancompartió una citahace 3 años
Cada vez eran más los que pensaban que, en primer lugar, habían cometido un grave error al bajar de los árboles. Y algunos afirmaban que lo de los árboles había sido una equivocación, y que nadie debería haber salido de los océanos.
Carolina Bravo
Carolina Bravocompartió una citahace 2 meses
decidió que después de todo le gustaban mucho los seres humanos, pero siempre le preocupó extremadamente la tremenda cantidad de cosas que desconocían.
Celeste López
Celeste Lópezcompartió una citahace 2 meses
Este planeta tiene, o mejor dicho, tenía el problema siguiente: la mayoría de sus habitantes eran infelices durante casi todo el tiempo. Muchas soluciones se sugirieron para tal problema, pero la mayor parte de ellas se referían principalmente a los movimientos de pequeños trozos de papel verde; cosa extraña, ya que los pequeños trozos de papel verde no eran precisamente quienes se sentían infelices.
Isaías Pepperwood
Isaías Pepperwoodcompartió una citahace 3 horas
“Me niego a demostrar que existo”, dice Dios, “porque la demostración anula la fe, y sin fe no soy nada.”
Isaías Pepperwood
Isaías Pepperwoodcompartió una citahace 5 días
veces se apoderaban de él extraños estados de ánimo; se quedaba distraído, mirando al cielo como si estuviera hipnotizado, hasta que alguien le preguntaba qué estaba haciendo.
Romi Barria
Romi Barriacompartió una citahace 6 días
Otra cosa que se olvidó fue el hecho de que, contra toda probabilidad, se había creado una ballena a varios kilómetros por encima de la superficie de un planeta extraño.
Y como, naturalmente, ésa no es una situación sostenible para una ballena, la pobre criatura inocente tuvo muy poco tiempo para acostumbrarse a su identidad de ballena antes de perderla para siempre.
Ésta es una relación completa de sus pensamientos desde el instante en que comenzó su vida hasta el momento en que terminó.
«¡Ah.„! ¿Qué pasa?
»Hmm, discúlpeme, ¿quién soy yo?
»¿Hola?
»¿Por qué estoy aquí? ¿Cuál es el objeto de mi vida?
»¿Qué quiere decir quién soy yo?
»Tranquila, cálmate ya... ¡Oh, qué sensación tan interesante! ¿Verdad? Es una especie de... bostezante, hormigueante sensación en mi... mi..., bueno, creo que será mejor empezar a poner nombre a las cosas si quiero abrirme paso en lo que, por mor de lo que llamaré un argumento, denominaré mundo, así que diremos en mi estómago.
»Bien. ¡Ooooh, esto marcha muy bien! Pero ¿qué es ese ruido grandísimo y silbante que me pasa por lo que de pronto voy a llamar la cabeza? Quizás lo pueda llamar... ¡viento! ¿Es un buen nombre? Servirá..., tal vez encuentre otro mejor más adelante, cuando averigüe para qué sirve. Debe ser algo muy importante, porque desde luego parece haber muchísimo. ¡Eh! ¿Qué es eso? Eso..., llamémoslo cola; sí, cola. ¡Eh! Puedo sacudirla muy bien, ¿verdad? ¡Vaya! ¡Huy! ¡Qué magnífica sensación! No parece servir de mucho, pero ya descubriré más tarde lo que es. ¿Ya me he hecho alguna idea coherente de las cosas?
»No.
»No importa porque, oye, es tan emocionante tener tanto que descubrir, tanto que esperar, que casi me aturde la impaciencia.
»¿O el viento?
»¿Verdad que ahora hay muchísimo?
»¡Y de qué manera! ¡Eh! ¿Qué es eso que viene tan deprisa hacia mí? Muy deprisa. Tan grande, tan plano y redondo que necesita un gran nombre sonoro, como... sueno... ruedo... ¡suelo! ¡Eso es! Ése sí que es un buen nombre: ¡suelo!
»Me pregunto si se mostrará amistoso conmigo.»
Y el resto, tras un súbito golpe húmedo, fue silencio.
Curiosamente, lo único que pasó por la mente del tiesto de petunias mientras caía fue: «¡Oh, no! Otra vez, no.» Mucha gente ha imaginado que si supiéramos exactamente lo que pensó el tiesto de petunias, conoceríamos mucho más de la naturaleza del Universo de lo que sabemos ahora.
Romi Barria
Romi Barriacompartió una citahace 6 días
Con ese fin construyeron un ordenador estupendo que era tan sumamente inteligente, que incluso antes de que se conectaran sus bancos de datos empezó por Pienso, luego existo, y llegó hasta inferir la existencia del pudín de arroz y del impuesto sobre la renta antes de que alguien lograra desconectarlo.
Romi Barria
Romi Barriacompartió una citahace 6 días
Mira, terrícola, son seres pandimensionales realmente listos y especialmente hiperinteligentes. Vuestro planeta y vuestra gente han formado la matriz de un ordenador orgánico que realizaba un programa de investigación de diez millones de años... Permite que te cuente toda la historia. Llevará un poco de tiempo.
KarinPotter
KarinPottercompartió una citahace 8 días
Este planeta tiene, o mejor dicho, tenía el problema siguiente: la mayoría de sus habitantes eran infelices durante casi todo el tiempo. Muchas soluciones se sugirieron para tal problema, pero la mayor parte de ellas se referían principalmente a los movimientos de pequeños trozos de papel verde; cosa extraña, ya que los pequeños trozos de papel verde no eran precisamente quienes se sentían infelices
Romi Barria
Romi Barriacompartió una citahace 8 días
Encontró una máquina Nutrimática que le proveyó de una taza de plástico llena de un líquido que era casi, pero no del todo, enteramente diferente del té. La manera como funcionaba era muy interesante. Cuando se apretaba el botón de «Bebida», la máquina hacía un reconocimiento rápido, pero muy detallado, de los gustos del sujeto, para luego realizar un análisis espectroscópico de su metabolismo y enviar tenues señales experimentales a las zonas neurálgicas de los centros del gusto del cerebro con el fin de averiguar lo que era de su agrado. Sin embargo, nadie sabía exactamente por qué lo hacía, porque de modo invariable siempre suministraba una taza de líquido que era casi, pero no del todo, enteramente distinto del té.
Carolina Bravo
Carolina Bravocompartió una citahace 24 días
Bueno, yo digo que sí al idealismo, sí a la dignidad de la investigación pura, sí a la búsqueda de la verdad en todas sus formas, pero me temo que se llega a un punto en que se empieza a sospechar que si existe una verdad auténtica, es que toda la infinitud multidimensional del Universo está regida, casi sin lugar a dudas, por un hatajo de locos.
Luis García
Luis Garcíacompartió una citael mes pasado
Curiosamente, los delfines conocían desde tiempo atrás la inminente destrucción del planeta Tierra, y realizaron muchos intentos para advertir del peligro a la humanidad; pero la mayoría de sus comunicaciones se interpretaron mal, considerándose como entretenidas tentativas de jugar al balón o de silbar para que les dieran golosinas, así que finalmente desistieron y dejaron que la Tierra se las arreglara por sí sola, poco antes de la llegada de los vogones.
Carolina Bravo
Carolina Bravocompartió una citael mes pasado
La Respuesta a la Gran Pregunta...

–¡Sí...!

–...de la Vida, del Universo y de Todo... –dijo Pensamiento Profundo.

–¡Sí...!

–Es... –dijo Pensamiento Profundo, haciendo una pausa.

–¡Sí...!

–Es...

–¡¡¡...¿Sí...?!!!

–Cuarenta y dos –dijo Pensamiento Profundo, con calma y majestad infinitas.
cristian solis reyna
cristian solis reynacompartió una citahace 2 meses
–Pero ¿podemos confiar en él? –preguntó.

–Yo confío en él hasta que la Tierra se acabe –le contestó Ford.

–¿Ah, sí? –repuso Arthur–. ¿Y cuánto tardará eso?

–Unos doce minutos –sentenció Ford–. Vamos, necesito un trago.
Carolina Bravo
Carolina Bravocompartió una citahace 2 meses
por una curiosa perversión de la física, como si las relaciones entre la gente estuvieran sujetas a las mismas leyes que regían la relación entre átomos y moléculas.
Carolina Bravo
Carolina Bravocompartió una citahace 2 meses
Viajamos ahora a una escala de dos elevado a veinticinco mil contra uno y disminuyendo, y recuperaremos la normalidad en cuanto estemos seguros de lo que es normal.
Carolina Bravo
Carolina Bravocompartió una citahace 2 meses
–Me gusta la portada –comentó–. No se asuste. Es la primera cosa útil o inteligible que me han dicho en todo el día.
Carolina Bravo
Carolina Bravocompartió una citahace 2 meses
decidió que después de todo le gustaban mucho los seres humanos, pero siempre le preocupó extremadamente la tremenda cantidad de cosas que desconocían
Carolina Bravo
Carolina Bravocompartió una citahace 2 meses
Arthur Dent, y ello sólo porque dab
Gaspar Reyes Póndigo
Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 2 meses
Por ejemplo, solía irrumpir sin que lo invitaran en fiestas universitarias, donde se emborrachaba de mala manera y empezaba a burlarse de cualquier astrofísico que pudiera encontrar hasta que lo echaban a la calle.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)