Citas de “El corazón de las tinieblas” de Joseph Conrad

Emanuel Valerio
Emanuel Valerio compartió una citahace 2 años
La luna extendía sobre todas las cosas una fina capa de plata, sobre la fresca hierba, sobre el muro de vegetación que se elevaba a una altura mayor que el muro de un templo, sobre el gran río, que resplandecía mientras corría anchurosamente sin un murmullo. Todo aquello era grandioso, esperanzador, mudo, mientras aquel hombre charlaba banalmente sobre sí mismo.
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
Vi el misterio inconcebible de un alma que no había conocido represiones, ni fe, ni miedo, y que había luchado, sin embargo, ciegamente, contra sí misma
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
Pero su alma estaba loca. Al quedarse solo en la selva, había mirado a su interior, y ¡cielos!, puedo afirmarlo, había enloquecido.
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
Me imagino que le había susurrado cosas sobre él mismo que él no conocía, cosas de las que no tenía idea hasta que se sintió aconsejado por esa gran soledad… y aquel susurro había resultado irresistiblemente fascinante.
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
Creo que al final llegó a advertirla, pero fue sólo al final. La selva había logrado poseerlo pronto y se había vengado en él de la fantástica invasión de que había sido objeto.
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
Era una especie de socio. Conducía el barco y yo tenía que preocuparme de sus deficiencias, y de esa manera un vínculo sutil se había creado, del cual fui consciente sólo cuando se rompió
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
La tierra no parecía la tierra. Nos hemos acostumbrado a verla bajo la imagen encadenada de un monstruo conquistado, pero allí… allí podía vérsela como algo monstruoso y libre.
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
quellas grandes extensiones se abrían ante nosotros y volvían a cerrarse, como si la selva hubiera puesto poco a poco un pie en el agua para cortarnos la retirada en el momento del regreso. Penetramos más y más espesamente en el corazón de las tinieblas. Allí había verdadera calma.
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
Y aquella inmovilidad de vida no se parecía de ninguna manera a la tranquilidad. Era la inmovilidad de una fuerza implacable que envolvía una intención inescrutable. Y lo miraba a uno con aire vengativo. Después llegué a acostumbrarme.
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
No me gusta el trabajo, a ningún hombre le gusta, pero me gusta lo que hay en el trabajo, la ocasión de encontrarse a sí mismo.
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
es imposible comunicar la sensación de vida de una época determinada de la propia existencia, lo que constituye su verdad, su sentido, su sutil y penetrante esencia. Es imposible. Vivimos como soñamos… solos.
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
Me parece que estoy tratando de contar un sueño… que estoy haciendo un vano esfuerzo, porque el relato de un sueño no puede transmitir la sensación que produce esa mezcla de absurdo, de sorpresa y aturdimiento en un rumor de revuelta y rechazo, esa noción de ser capturados por lo increíble que es la misma esencia de los sueños."
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
ay un tinte de muerte, un sabor de mortalidad en la mentira que es exactamente lo que más odio y detesto en el mundo, lo que quiero olvidar. Me hace sentir desgraciado y enfermo, como la mordedura de algo corrupto.
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
¿Qué éramos nosotros, extraviados en aquel lugar? ¿Podíamos dominar aquella cosa muda, o sería ella la que nos manejaría a nosotros? Percibí cuán grande, cuán inmensamente grande era aquella cosa que no podía hablar, y que tal vez también fuera sorda. ¿Qué había allí?
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
Aquellas formas moribundas eran libres como el aire, tan tenues casi como él.
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
Después de todo, también yo era una parte de la gran causa, de aquellos elevados y justos procedimientos
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
Seis negros avanzaban en fila, ascendiendo con esfuerzo visible el sendero. Caminaban lentamente, el gesto erguido, balanceando pequeñas canastas llenas de tierra sobre las cabezas. Aquel sonido se acompasaba con sus pasos. Llevaban trapos negros atados alrededor de las cabezas y las puntas se movían hacia adelante y hacia atrás como si fueran colas. Podía verles todas las costillas; las uniones de sus miembros eran como nudos de una cuerda. Cada uno llevaba atado al cuello un collar de hierro, y estaban atados por una cadena cuyos eslabones colgaban entre ellos, con un rítmico sonido.
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
como un fatigoso peregrinar en medio de visiones de pesadilla.
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
bservar una costa que se desliza ante un barco equivale a pensar en un enigma.
Pao Gonzalez
Pao Gonzalezcompartió una citahace 24 días
n aquel mapa había mucho rojo, cosa que siempre resulta agradable de ver, porque uno sabe que en esos lugares se está realizando un buen trabajo, y una excesiva cantidad de azul, un poco de verde, manchas color naranja, y sobre la costa oriental una mancha púrpura para indicar el sitio en que los alegres pioneros del progreso bebían jubilosos su cerveza.
bookmate icon
Una cuota. Cientos de libros
No solo compras un libro, sino que adquieres toda una biblioteca… por el mismo precio.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)