7Estanterías
0Opiniones
41Citas

Citas de “El verdadero nombre” de Osho

Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
crees que hay posibilidad alguna de que estés en calma? Solo hay una fórmula para resolverlo: acepta lo que sea. Si captas esto, habrás entendido toda la búsqueda de Oriente, desde Lao-Tsé hasta Nanak
Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
y llénate de admiración y gratitud
Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
Antes hacías daño al mundo con tus mentiras, y ahora le haces daño con tus verdades. Cualquier cosa que hagas será vil si eres vil
Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
Nanak estaba invitado en casa de Lalu, un carpintero pobre. El acaudalado terrateniente de la aldea iba a celebrar un sacrificio religioso al que había invitado a la aldea entera, y había enviado una invitación especial a Nanak. Cuando este no apareció, el terrateniente acudió en persona a llevarlo consigo.
–¿Cómo puedes negarte a venir a mi mansión a participar de una fiesta como esta? Habrá lo mejor de lo mejor, todo estará hecho con los ingredientes más puros; es una celebración especialmente preparada para los brahmanes que han realizado sus primeras abluciones y rituales. ¿Cómo puedes rechazar los alimentos que te ofrezco, cocinados con agua del Ganges, y preferir un plato de comida escaso en casa de este pobre carpintero que ni siquiera es un brahman?
–Si insistes iré contigo –contestó Nanak, pero le pidió a Lalu que lo acompañara y llevara consigo su comida.
Una vez allí, se dice –y esta es una leyenda simbólica– que Nanak tomó el pan seco de Lalu y lo retorció, y emanó de él un río de leche. Con la otra mano retorció el pan del terrateniente, y un río de sangre emanó de él. Nanak le dijo al hacendado:
–No puedes esconder tu impureza. Da lo mismo que sean brahmanes quienes cocinan tu comida o que laves con agua del Ganges cada grano de arroz. Tu vida es una larga historia de explotación, engaño, robo y mentiras. Hay sangre escondida en cada bocado de tu pan

¡Qué gran historia!

Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
los seres humanos cargan a otros con sus propios miedos
Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
Hay cosas que no se consiguen con esfuerzo. El esfuerzo no sirve para hacer que llegue el sueño; cuanto más intentas conciliar el sueño, más difícil resulta
Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
A medida que retrocedemos en el tiempo encontramos mayor inocencia
Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
durante el Sat Yuga, la era de la verdad, el gurú no era muy necesario, pero en Kali Yuga, la era de la oscuridad, que empezó hace cinco mil años, el gurú será una necesidad. ¿Por qué? Sat Yuga fue un período en el que la gente estaba muy despierta, muy consciente. En el Kali Yuga, en cambio, la gente es insensible, inconsciente, está casi dormida

Interesante distinción

Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
Hagas lo que hagas, no conseguirás nada a menos que erradiques tu sentido de individualidad
Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
a una persona así hay que hacerla descender gradualmente, o de lo contrario es sencillamente imposible hacer que descienda ni lo más mínimo
Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
Cierra los ojos y descubrirás que dentro no ha cambiado nada
Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
El tiempo es la distancia entre dos cambios
Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
La única forma de escapar del otro es encontrando el uno. Entonces el otro desaparece; entonces se desvanece el miedo y no hay muerte ni enfermedad; no hay molestias, porque el otro ya no existe. Finalmente estás solo. El miedo permanecerá mientras, para ti, el otro siga siendo el otro
Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
El miedo siempre está referido al otro: si alguien puede quitarte algo, ese hecho destruye tu seguridad. Luego están la enfermedad y la muerte, que también son el otro. El infierno es estar rodeado del otro; el infierno es el otro
Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
Si un hombre abandona sus riquezas para hacerse sannyasin, se le puede tentar ofreciéndole riquezas. Si otro ha dejado atrás a su esposa, ofrecerle una mujer le hará caer de inmediato. Pero ¿cómo se puede echar a perder a un hombre que no ha abandonado nada? No hay manera de provocar su caída. A Nanak no se le podía corromper

Wooooooow!

Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
Ama el mundo y, por medio del mundo, ama a Dios; ve a Dios a través de Su creación
Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
Sería más exacto decir que el creador es la creación, o que el creador no es sino creatividad
Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
Dios es el creador, pero no pienses que está separado de su creación. Cuando el ser humano esculpe un ídolo y el ídolo está terminado, el escultor y la escultura han dejado de ser uno; están separados: la escultura seguirá existiendo después de que el escultor muera, y, aunque la imagen se rompa, el escultor no se romperá por ello, porque son independientes. Pero entre Dios y su creación no existe esa distancia.
¿Qué tipo de relación existe entre Dios y Su creación? Es como la de una bailarina y su danza. Cuando alguien baila, ¿es posible separarlo de su baile? ¿Puede regresar a casa y dejar el baile tras de sí? Si la bailarina muere, su baile muere con ella. Cuando el baile termina, ya no es una bailarina. Están unidos. Por eso, desde tiempos muy antiguos, los hindúes han considerado a Dios el bailarín, “Nataraj”, que simboliza la unidad indivisible del bailarín y su baile

¡Sublime explicación!

Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
El lenguaje es el responsable de todos los obstáculos, que irán aumentando a medida que profundicemos más en las palabras de Nanak
Alejandro Ariza
Alejandro Arizacompartió una citahace 4 días
Allá donde la mente y el corazón se encuentran, empieza la religión. Si la mente domina el corazón, nace la ciencia; si el corazón domina la mente, entramos en el ámbito del arte: la poesía, la música, el canto, la pintura, la escultura. Pero si la mente y el corazón se han unido, entramos en Omkar
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)