Citas de “La sirena” de Kiera Cass

Bueno, pensaba que nuestra relación sufriría un poco, pero que no importaba si así podía aprovechar más las tardes. Pero ahora que te veo a ti, que puedes sentarte aquí, como una presencia misteriosa, y ponerte a dibujar a gente que ni siquiera conoces, me parece estupendo
tenía nada que perder ni que ganar diciéndome que cambiara de hábitos, y eso hacía que confiara en ella. Así que decidí guardarme los sentimientos y las preocupaciones en el corazón y plantearme si habría algún modo para hacer algo más fácil el último tramo de aquella vida.
Eres demasiado buena como para meter la pata. Y si lo hicieras, serías la que más fácil lo tendría para que te perdonaran. Te adora. Y lo sabes.
Sabía que recordaría su cabello rebelde, que parecía agitarse al viento aunque no hiciera aire, así como la bondad de sus ojos.
Bueno, a mí me parece que lo pasa mal y que sería mucho más feliz si saliera al mundo real de vez en cuando
Atziry Belman L
Atziry Belman Lcompartió una citahace 3 meses
Los libros eran un lugar seguro, un mundo apartado del mío. Pasara lo que pasara aquel día, aquel año, siempre habría una historia en la que alguien superaba su peor momento. No estaba sola.
Majo OS
Majo OScompartió una citahace 4 meses
—La vida no tiene sentido. El amor no tiene sentido.
Majo OS
Majo OScompartió una citahace 4 meses
Si me quería como decía que me quería, tendríamos que abandonar aquel lugar antes de que sus amigos o familiares empezaran a hacer preguntas sobre mis rarezas. Pero en el fondo de mi corazón, por primera vez, creí que había una posibilidad.
Y así podría vivir realmente por alguien. Porque, a pesar de todo el silencio, la muerte y la inevitabilidad de mi vida, él estaría allí para equilibrarlo.
No era un cuento de hadas perfecto, pero era posible. Asentí. Por supuesto. Por supuesto que me quedaría.
—¿Sí?
Asentí. Sí.
Con sus manos aún envolviéndome el rostro, me besó. Fue breve, pero aun así fue como un estallido de fuegos artificiales en mi interior.
—Me has devuelto la vida —susurró.
Debió de verme en los ojos que estaba en las nubes, porque casi al instante acercó de nuevo sus labios a los míos.
Había esperado aquello una eternidad. Y habría esperado todo lo necesario si hacía falta. Tenía que besar a aquel chico. Estaba hecha para ello.
Majo OS
Majo OScompartió una citahace 4 meses
—¿De dónde has salido, bella niña silenciosa? —susurró.
Yo no sabía si había una expresión más grande que almas gemelas, algo que transmitiera aquella sensación de estar tan conectados que resultaba difícil decir dónde acababa una persona y dónde empezaba la otra
No sé explicarte cómo se unen dos almas. Ningún hombre, elemento o dios podría hacerlo. Pero estáis unidos el uno al otro. Por eso, por vuestro amor, verdadero, apasionado y puro, viviréis en plenitud juntos… o pereceréis juntos.
La gente se prenda de actores, músicos y famosos a los que no tienen absolutamente ninguna posibilidad de conocer en la vida real
Julieth Rivera
Julieth Riveracompartió una citael año pasado
Solo sé dos cosas: quién soy yo y quién eres tú.
Julieth Rivera
Julieth Riveracompartió una citael año pasado
—Siempre hay espacio para el amor —murmuró Padma—. Aunque sea tan pequeño como una grieta en una puerta.
Julieth Rivera
Julieth Riveracompartió una citael año pasado
No sé explicarte cómo se unen dos almas. Ningún hombre, elemento o dios podría hacerlo. Pero estáis unidos el uno al otro. Por eso, por vuestro amor, verdadero, apasionado y puro, viviréis en plenitud juntos… o pereceréis juntos.
Julieth Rivera
Julieth Riveracompartió una citael año pasado
Pero lo más grave es que, en el fondo, has encontrado en él a un igual, a un sireno. No oír su voz también te está matando a ti.
Julieth Rivera
Julieth Riveracompartió una citael año pasado
Lánzate a las olas, entrega tu corazón.
Un alma perdida supondrá la salvación.
Bebe de mí y déjate llevar.
Ven con nosotras, sumérgete en el mar.
Entrega una vida, para salvar mil.
Bebe, húndete y líbrate a tu fin.
A todos nos espera el descanso eterno.
Ni cielo para unos, ni para otros averno.
Dame tu cuerpo, tu tumba será el mar.
Ven con nosotras, déjate llevar.
Bebe, húndete y líbrate a tu fin.
Bebe, húndete y líbrate a tu fin
Julieth Rivera
Julieth Riveracompartió una citael año pasado
Era algo que demasiada gente pasaba por alto: los libros infantiles ocultaban verdades.
Julieth Rivera
Julieth Riveracompartió una citael año pasado
—La vida no tiene sentido. El amor no tiene sentido. Y, aun así, ¿crees que no volvería a repetirlo todo, cada segundo de nuestra historia?
—Supongo que sí.
—Sin duda. Sí. Una y mil veces.
Julieth Rivera
Julieth Riveracompartió una citael año pasado
Lo único que yo quería era que fuera feliz.
—Eso nos lo pone aún más difícil. Porque lo que nosotras queremos es que seas feliz tú. Y todo depende de la felicidad de él.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)