Heather Dune Macadam

Las 999 mujeres de Auschwitz

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    chapacompartió una citahace 20 horas
    Mil mujeres fueron deportadas desde Poprad. Pero solo 999 llegaron a Auschwitz. Una murió en el viaje. En el campo, las mujeres recibieron los números del 1000 al 1998. El número 1000 era el único médico deportado, el doctor Izak Kaufmann, nacido el 4 de febrero de 1892 en Beloveza…
    Firmado: JOZEF ŠEBESTA
    chapacompartió una citahace 20 horas
    doctor Izak Kaufmann. Claramente, un médico era insuficiente para 999 chicas.
    chapacompartió una citael mes pasado
    lo referente a medidas draconianas contra los judíos, el Gobierno eslovaco pareció intentar superar a los alemanes. Jóvenes matones que se habían unido a los fascistas eslovacos de derechas llamados la Guardia Hlinka intimidaban y pegaban a jóvenes judíos y a hombres que llevaban los obligatorios brazaletes con las estrellas amarillas. Tumbaban o destrozaban lápidas, y las tiendas judías amanecían pintadas con eslóganes antisemitas. En las ciudades más grandes retumbaban escalofriantes canciones nacionalistas al rítmico son del lanzamiento de piedras y de los cristales rotos.
    Ofelia Rcompartió una citahace 2 años
    Es un asunto triste, quizá peor que las estrellas con las que nos han etiquetado… porque esta vez lo van a pagar nuestros hijos.

    LADISLAV GROSMAN, La novia

    28 de febrero de 1942
    Ofelia Rcompartió una citahace 2 años
    La duda era tan grande que nadie se atrevía a pronunciarla, por si acaso el hacerlo les maldijera con su realidad. Tenía que ser un rumor. ¿Por qué querrían llevarse a las adolescentes?
    Ofelia Rcompartió una citahace 2 años
    El rumor empezó como empiezan los rumores. Una mala intuición.
    Ofelia Rcompartió una citahace 2 años
    Los vagones están repletos de refugiados, así que se sube al techo y ahí, en lo alto de un tren que avanza lentamente, observa un paisaje que no está lleno de alambre de espino ni torres de vigilancia, donde no hay guardias ni armas. Se da cuenta de que es libre. Es primavera y los árboles están verdeando.
    Ofelia Rcompartió una citahace 2 años
    . Los vagones están repletos de refugiados, así que se sube al techo y ahí, en lo alto de un tren que avanza lentamente, observa un paisaje que no está lleno de alambre de espino ni torres de vigilancia, donde no hay guardias ni armas. Se da cuenta de que es libre. Es primavera y los árboles están verdeando.
    Ofelia Rcompartió una citahace 2 años
    La mujer debe escribirse a sí misma: debe escribir sobre mujeres y animar a las mujeres a que escriban… La mujer debe ponerse a sí misma en el texto, en el mundo, en la historia…
    Alma Guadalupe Marín Magañacompartió una citahace 3 años
    La medida de cualquier sociedad reside en cómo trata a sus mujeres y niñas.

    MICHELLE OBAMA
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)