Katie Hafner

Romance en tres patas

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Esta es una formidable biografía de uno de los pianistas más emblemáticos de la historia: Glenn Gould, y del «dúo dinámico» que lo acompañó: su afinador, el casi ciego y sinestésico Vern Edquist, y su piano, el CD 318, al cual el canadiense dedicó una milimétrica y obsesiva búsqueda, no sin discutir con Edquist, por el sonido perfecto. Gould, un artista que renunció al formato de concierto y se dedicó a realizar grabaciones que se volvieron fundamentales, tuvo una relación fascinante con su piano. Detrás de un gran pianista hay un gran afinador, reza la frase. En el contexto histórico del siglo XX, aquí se recorre la historia de la Steinway & Sons, que tuvo que fabricar féretros durante la Depresión. Este libro también es la biografía de un piano. Este libro, polifónico en muchos sentidos, congrega disciplinas, anécdotas y recorre la historia a través de ellas al tiempo que reflexiona sobre la tensión entre el artista y el medio y abraza al fantasma del clavecín. La investigación de Katie Hafner es fantástica.
«Este libro cuenta la historia de Gould a través de sus obsesiones», The New York Times
«Una biografía bien temperada», Galileu
«Hafner esculpió montañas de investigación», Toronto Star
Este libro no está disponible por el momento.
289 páginas impresas
Publicación original
2021

Opiniones

    Pilar Rothcompartió su opiniónhace 4 meses

    ¡Muy bello!

Citas

    David Olivarescompartió una citael mes pasado
    Siendo la bestia que es, el piano es un instrumento principalmente imaginativo. Nada, en realidad, debería de funcionar en un piano. Es decir, tenemos una combinación de materiales completamente incongruente —materiales que no pertenecen los unos con los otros— acero y madera y fieltro. Estos son materiales que están esencialmente en conflicto entre sí, y, por supuesto, la imaginación occidental ha creado la ilusión de que son perfectamente armoniosos
    David Olivarescompartió una citael mes pasado
    Estaban los que era difícil mantener afinados, con intervalos que cambiaban tan sólo unas horas después de afinarlos. CD 226 era por mucho el peor. En la opinión de Edquist, era un piano perro. A veces, varias horas después de llegar a su casa del trabajo y en medio de su rutina nocturna, recibía una llamada de Muriel Mussen, la gerente de conciertos de Eaton’s, pidiéndole que tomara un taxi y fuera inmediatamente porque tal o cual pianista, que estaba en la ciudad para dar un concierto, encontró CD 226 intocable
    David Olivarescompartió una citael mes pasado
    Y entonces, como le pasó tantas veces, de su mala suerte salió algo bueno.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)