Citas de “La Campana De Cristal” de Silvia Plath

Beatriz AC
Beatriz ACcompartió una citahace 3 años
Así que empecé a pensar que tal vez fuera cierto que casarse y tener niños equivalía a someterse a un lavado de cerebro, y después una iba por ahí idiotizada como una esclava en un estado totalitario privado.
Grullo
Grullocompartió una citahace 7 meses
porque donde quiera que estuviera sentada —en la cubierta de un barco o en la terraza de un café en París o en Bangkok— estaría sentada bajo la misma campana de cristal, agitándome en mi propio aire viciado.
Sayuri Lopez Romero
Sayuri Lopez Romerocompartió una citahace 8 meses
Era como si lo que yo quería matar no estuviera en esa piel ni en el ligero pulso azul que saltaba bajo mi pulgar, sino en alguna parte, más profunda, más secreta y mucho más difícil de alcanzar.
Naomi malloy
Naomi malloy compartió una citael año pasado
Me sentía muy tranquila y muy vacía, como debe de sentirse el ojo de un tornado que se mueve con ruido sordo en medio del estrépito circundante.
Liliana M.
Liliana M.compartió una citahace 2 años
—La voz de Irwin se alteró sutilmente—: ¿Cuándo te voy a ver?
—¿Quieres saberlo verdaderamente?
—Mucho.
—Nunca —dije, y colgué con un gesto resuelto.
Mariana Weasley
Mariana Weasleycompartió una citahace 2 años
Debería haber, pensé, un ritual para nacer dos veces: remendada, reparada y con el visto bueno para volver a la carretera.
Mariana Weasley
Mariana Weasleycompartió una citahace 2 años
Me sentía muy tranquila y muy vacía, como debe de sentirse el ojo de un tornado que se mueve con ruido sordo en medio del estrépito circundante.
b3793067585
b3793067585compartió una citahace 2 años
Me sentía muy tranquila y muy vacía, como debe de sentirse el ojo de un tornado que se mueve con ruido sordo en medio del estrépito circundante.
Brenda Vásquez
Brenda Vásquezcompartió una citahace 20 horas
Me sentí débil y traicionada, como la piel mudada por un terrible animal. Era un alivio estar libre del animal, pero parecía haberse llevado con él mi espíritu, y todo aquello sobre lo cual había podido poner sus garras.
Brenda Vásquez
Brenda Vásquezcompartió una citaanteayer
Ésa es una de las razones por las que nunca quise casarme. Lo último que yo quería era seguridad infinita y ser el lugar desde el cual parte una flecha. Quería cambio y emoción y salir disparada en todas las direcciones yo misma, como las flechas de colores de un cohete un Cuatro de julio.
Brenda Vásquez
Brenda Vásquezcompartió una citahace 4 días
La gente estaba hecha nada más que de polvo y yo no veía que curar todo aquel polvo fuera algo mejor que escribir poemas que la gente recordaría y se repetiría a sí misma cuando se sintiera infeliz o enferma y no pudiera dormir.
Brenda Vásquez
Brenda Vásquezcompartió una citahace 4 días
—¿Sabes lo que es un poema, Esther?

—No, ¿qué es? —decía yo.

—Un grano de polvo.

Entonces, cuando él comenzara a sonreír y a mostrarse orgulloso, yo diría:

—También lo son los cadáveres que cortas. También lo es la gente a la que crees curar. Son polvo como el polvo mismo es polvo. Calculo que un buen poema dura mucho más que cientos de esas gentes juntas.
Brenda Vásquez
Brenda Vásquezcompartió una citahace 11 días
No creo en el bautismo ni en las aguas del Jordán, ni en nada por el estilo, pero sospecho que lo que siento respecto al baño caliente es lo que los creyentes sienten del agua bendita.
Cristina
Cristinacompartió una citael mes pasado
Lo último que yo quería era seguridad infinita y ser el lugar desde el cual parte una flecha. Quería cambio y emoción y salir disparada en todas las direcciones yo misma, como las flechas de colores de un cohete
Cristina
Cristinacompartió una citael mes pasado
Me vi a mí misma sentada en la bifurcación de ese árbol de higos, muriéndome de hambre sólo porque no podía decidir cuál de los higos escoger.
Cristina
Cristinacompartió una citahace 2 meses
que si uno hace algo incorrecto en la mesa con cierta arrogancia, como si supiera perfectamente que está haciendo lo que corresponde, puede salir del paso y nadie pensará que es grosero o que ha recibido una pobre educación. Pensarán que uno es original y muy ocurrente.
Cristina
Cristinacompartió una citahace 2 meses
sentía muy tranquila y muy vacía, como debe de sentirse el ojo de un tornado que se mueve con ruido sordo en medio del estrépito circundante.
Michelle Roacho
Michelle Roachocompartió una citahace 3 meses
la oscuridad me borró como una tiza de una pizarra.
Michelle Roacho
Michelle Roachocompartió una citahace 3 meses
donde quiera que estuviera sentada —en la cubierta de un barco o en la terraza de un café en París o en Bangkok— estaría sentada bajo la misma campana de cristal, agitándome en mi propio aire viciado.
Michelle Roacho
Michelle Roachocompartió una citahace 3 meses
preferiría que algo funcionara mal en mi cuerpo a que funcionara mal en mi cabeza
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)