Élmer Mendoza

    Liah Annhcompartió una citael año pasado
    Mayra Cabral de Melo se rindió, percibió que ese varón que abría la portezuela y la obligaba a bajar sería el último en su vida; que Dios, a pesar de su gran poder, no alteraría su destino; y que en algo, tal vez en todo, se había equivocado.
    Liah Annhcompartió una citael año pasado
    El asesino se dio tiempo, un sujeto alto, algo grueso, pelo corto, no para cerrarle los ojos, sí para bajarle la blusa y cortarle un pezón oscuro.
    Liah Annhcompartió una citael año pasado
    Nadie sabía quién era realmente McGiver. Unos decían que era inglés, otros que alemán. Nunca dijeron que fuera iraní o argentino. Había nacido en la Col Pop 56 años atrás y se dedicaba al contrabando.
    Liah Annhcompartió una citael año pasado
    Leo McGiver era su hombre; aceptaba encargos de los buenos, de los malos y de los peores, y se le podía ubicar con cierta facilidad en la ciudad de México.
    Liah Annhcompartió una citael año pasado
    sabes quién es Jeff Beck? La chica volvió a negar. Lo imaginaba, ¿has visto una película llamada Blow-up? Tampoco
    Liah Annhcompartió una citael año pasado
    Minutos después el contrabandista preguntó por su mesero. La chica hizo señas a un joven que se acercó. La cuent
    Liah Annhcompartió una citael año pasado
    De un rincón surgió el Muerto, un joven alerta que se sentó con ella, justo en la silla de McGiver. Intercambiaron gestos, ella, de desaliento; él, de amor. Se pusieron de pie y salieron.
    Liah Annhcompartió una citael año pasado
    Mendieta leía el periódico en su escritorio. Gris Toledo se limaba las uñas. Bebían, ella, Coca-Cola de dieta; él, café.
    Liah Annhcompartió una citael año pasado
    Qué tipo más nefasto. Agente Toledo, mientras usted sea harina de otro costal, que le valga madre. Claro que no, si lo sorprendo con una menor lo refundo en el bote al pinche sátiro, ¿qué se está creyendo?
    Liah Annhcompartió una citael año pasado
    No todo es culpa de él, un par de veces he visto cómo se le resbalan las morritas.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)