Laertes

Libros publicados

Citas

Verocompartió una citael año pasado
¡Verdadera quintaesencia del amor eran aquellos besos! Lo mejor de nosotros, la parte esencial del ser de cada uno, ascendía hasta nuestros labios como los vapores de una embriagadora ambrosía.
Verocompartió una citael año pasado
—¡Déjeme! ¡Oh… déjeme! ¿Por qué no me ha dejado morir? El mundo me resulta odioso ¿Por qué debo arrastrar una vida que me repugna?

—¿La vida le repugna? ¿Y por qué?

Y con un tono suave y lento, comenzó a murmurar palabras mágicas en una lengua desconocida, palabras que fueron para mi alma como un bálsamo. Luego añadió:

—La naturaleza nos ha hecho el uno para el otro. ¿Por qué oponerse a ella? No puedo encontrar la felicidad sino en su amor, no es sólo mi corazón sino mi alma misma la que le anhela.
Salma S. Laracompartió una citahace 2 años
Pero sus ojos no eran lo que podría llamarse unos ojos hipnóticos: eran mucho más soñadores que penetrantes, pero con un poder de penetración tal, no obstante, que la primera vez que nuestras miradas se encontraron, los sentí hundirse hasta el fondo de mi corazón; y aunque su expresión no era excesivamente sensual, cada vez que él fijaba sus ojos en los míos, yo sentía hervir la sangre en mis venas.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)