Antonio Machado

    Ana Gabriela Fernández.compartió una citahace 2 años
    Detén el paso, belleza
    esquiva, detén el paso...
    Besar quisiera la amarga,
    amarga flor de tus labios.
    Ana Gabriela Fernández.compartió una citahace 2 años
    Tal vez la mano, en sueños
    Tal vez la mano, en sueños, del sembrador de
    estrellas, hizo sonar la música olvidada como
    una nota de la lira inmensa, y la ola humilde a
    nuestros labios vino de unas pocas palabras
    verdaderas
    Cantares...
    Verocompartió una citahace 2 años
    pues la página escrita nunca recuerda todo lo que se ha intentado, sino lo poco que se ha conseguido.
    Verocompartió una citahace 2 años
    Porque un poeta, aunque desbarre, mientras produce sus rimas, está siempre de acuerdo consigo mismo; pero, pasados los años, el hombre que juzga su propia obra dista mucho del que la produjo. Y puede ser injusto para consigo mismo: si, por amor de padre, con exceso indulgente, también a veces ingrato por olvido, pues la página escrita nunca recuerda todo lo que se ha intentado, sino lo poco que se ha conseguido.
    Verocompartió una citahace 2 años
    Los conceptos son de todos y se nos imponen desde fuera en el lenguaje aprendido; las intuiciones son siempre nuestras.
    Verocompartió una citahace 2 años
    Juzgarnos o corregirnos, supone aplicar la medida ajena al paño propio. Y al par que entramos en razón y nos ponemos de acuerdo con los demás, nos apartamos de nosotros mismos; cuantas líneas enmendamos para fuera, son otras tantas deformaciones de lo íntimo, de lo original, de lo que brotó espontáneo en nosotros.
    Verocompartió una citahace 2 años
    haber trabajado con sincero amor para futuras y más robustas primaveras.
    Dioscompartió una citahace 2 años
    Hoy buscarás en vano

    a tu dolor consuelo.
    Dioscompartió una citahace 2 años
    así voy yo, borracho melancólico,

    guitarrista lunático, poeta,

    y pobre hombre en sueños,

    siempre buscando a Dios entre la niebla.
    Dioscompartió una citahace 2 años
    La aurora asomaba

    lejana y siniestra.

    El lienzo de Oriente

    sangraba tragedias

    pintarrajeadas

    con nubes grotescas
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)