Vicente Herrera-Gayosso

Libros

Citas

b8529161501compartió una citael año pasado
pertenencia. En cuestiones afectivas y amorosas la cosa no es tan diferente. Las personas cultivan la comunicación profunda, de manera que son capaces de compartir sentimientos, confesar errores y externar dudas, ambiciones, alegrías y preocupaciones a la persona que tienen a un lado. En concreto: se desarrolla una fortaleza que permite mostrar nuestro lado desconocido y, en ocasiones, hasta vergonzoso, exclusivamente a un ser humano. La afinidad emocional es pues, en esencia, un acto supremo de confianza e intimidad absoluta.
Barbara Armendarizcompartió una citahace 9 meses
Síndrome del corazón roto”.1 Aunque actualmente el conocimiento sobre el síndrome de Tako- Tsubo ha avanzado mucho y se han descubierto nuevos aspectos acerca de él, el detonante sigue siendo el mismo: un estado emocional alterado provocado por algún factor externo, por lo regular sumamente aflictivo
Barbara Armendarizcompartió una citahace 8 meses
Cuando una persona se dedica a amar nada más a otra e ignora al resto de sus semejantes (amigos, familia, etc.), esto no puede considerarse amor, sino una relación simbiótica, y algunas veces, hasta parasitaria. Pero sucede que la mayoría de las personas lo suponen y hasta lo dan por sentado: el amor está constituido por el otro (el objeto) y no por el amor en sí (la facultad). Más aún, creen absolutamente que el hecho de no amar más que a su pareja en turno es prueba de la magnitud de su amor, ¡vaya distorsión de la idea
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)