Salvador Freixedo

  • Pablo Andrescompartió una citahace 9 meses
    Sathya Sai Baba.
  • Pablo Andrescompartió una citahace 9 meses
    los no creyentes que miran esas historias bíblicas como algo mitológico a lo que no hay que hacer mucho caso, deberían saber que mitos y leyendas no son más que historias distorsionadas por el paso de los milenios. Y deberían saber que esas batallas entre Dioses que aparecen en todos los libros más antiguos de la humanidad (es decir, en las «historias sagradas» de todas las religiones) se siguen repitiendo hoy delante de nuestros ojos, tal como más adelante veremos.
  • Pablo Andrescompartió una citahace 9 meses
    A. Faber Kaiser titulado «Las nubes del engaño».
  • Pablo Andrescompartió una citahace 9 meses
    John Baines— al que más tarde volveré a citar, ya que, después de escrito mi libro, me he encontrado con que el suyo, titulado «Los brujos hablan»
  • Pablo Andrescompartió una citahace 9 meses
    San Juan Bosco, San Antonio Ma. Claret, el Padre Pío, Fátima, Garabandal, etc.)
  • Pablo Andrescompartió una citahace 9 meses
    la muerte no es más que el fin de una etapa en la existencia de ese individuo, y el paso a una etapa superior (en caso de que ese individuo haya cumplido con la ley enunciada anteriormente de ascensión o evolución). Considerada en el conjunto de todo el Cosmos, la muerte es sólo un síntoma del constante latir de la vida en todo el Universo.
  • Pablo Andrescompartió una citahace 9 meses
    Maurice Chatelain. En su libro «El fin del mundo»
  • Pablo Andrescompartió una citahace 9 meses
    que los Dioses han pedido siempre en la antigüedad y continúan pidiendo hoy, es ni más ni menos que sangre; sangre tanto de animales como de seres humanos. ¿Por qué? No lo sé con exactitud.
  • Pablo Andrescompartió una citahace 9 meses
    «Y Yahvé envió un fuego que devoró a 250 hombres» (¡que estaban ofreciéndole incienso!) (Num. 16,35).

    «Yahvé se enfadó, «y murieron 14.700 tragados por la tierra» (Num. 17-14).

    «Y lo degollaron al rey [por orden de Yahvé] junto con sus hijos y todo su pueblo» (Num. 2134).

    Después de la matanza de los madianitas, ordenada por Yahve (porque habían perdonado a los niños y a las mujeres) Moisés enfadó y dijo: «maten a todos los niños varones [incluso lactantes] y a toda mujer casada» (Num. 31, 7-17).

    «Y aquel día degollaron 12.000 hombres y mujeres, la entera población de Aim» (Jos. 8). Etc., etc., etc.
  • Pablo Andrescompartió una citahace 9 meses
    «La gran manipulación cósmica», de Juan G. Atienza.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)