Bruce W. Cameron

    b0617935529compartió una citahace 2 años
    Un
    Walter Edwin Anyaypoma Oconcompartió una citahace 2 años
    Reconfortante, profunda y repleta de momentos de felicidad y risas, La razón de estar contigo no es tan solo la historia emotiva de las múltiples vidas de un perro, es también la narración de las relaciones de los humanos vistas desde los ojos de un perro y de los inquebrantables lazos que existen entre el hombre y su mejor amigo.
    Walter Edwin Anyaypoma Oconcompartió una citahace 2 años
    Mi propósito, toda mi vida, había consistido en amarlo y en estar con él, en hacerlo feliz
    Claudia Sanchezcompartió una citael año pasado
    Triste, me di la vuelta. Tuve la sensación de que vivía en una familia de zoquetes.
    Claudia Sanchezcompartió una citael año pasado
    e puse en pie con torpeza, pero antes de que tuviera tiempo de bajar corriendo hasta el lecho del riachuelo para investigar ese ruido, Madre ya estaba allí con el cuerpo tenso en señal de alarma. Vi, sorprendido, que llevaba a Hungry en la boca, tal como hacía al principio de nuestras vidas. Madre nos condujo hasta el oscuro conducto. Entonces, se agachó, con las orejas aplastadas contra la cabeza. El mensaje estaba claro: la obedecimos, retrocediendo en silencio hacia el interior del conducto.
    Claudia Sanchezcompartió una citael año pasado
    Madre salió al aire libre y estiró el cuello para ver si el peligro había pasado. Entonces se relajó, volvió a entrar y nos dio a todos un beso tranquilizador.
    Claudia Sanchezcompartió una citael año pasado
    Tan era así que, el primer día, Hungry vomitó su comida. La cosa tuvo
    Claudia Sanchezcompartió una citael año pasado
    su gracia…, al menos hasta que yo también empecé a sentir espasmos en el estómago.
    Claudia Sanchezcompartió una citael año pasado
    l día que todo cambió empezó cuando Hungry se metió en el conducto para tumbarse en lugar de salir a cazar.
    Claudia Sanchezcompartió una citael año pasado
    eguimos a Madre corriendo hasta el conducto, pero por algún motivo que nunca comprendí, me detuve y miré hacia atrás, hacia la monstruosa máquina, unos segundos antes de seguir a Madre hasta el escondite del túnel.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)