bookmate game
es

Nikolai Leskov

  • Ivana Melgozacompartió una citahace 2 años
    ¿Qué es la gravedad nuestra? ¿Acaso nuestro cuerpo la siente? Nuestro cuerpo, mi querido amigo, en el peso no significa nada: es la fuerza, es nuestra fuerza lo que pesa, ¡no el cuerpo!
  • Ivana Melgozacompartió una citahace 2 años
    —Solo los maridos besan así a sus esposas —continuó Katerina Lvovna jugando con sus rizos—, como si estuvieran quitándole el polvo de los labios.
  • Ann Lopcompartió una citahace 25 días
    Menudo canalla inconstante, ¡el más inconstante de los inconstantes!
  • Emanuel Valeriocompartió una citahace 9 meses
    se diría que Leskov quisiera demostrar cómo, en ocasiones, el rencor puede volvernos más miserables y mezquinos que la estupidez.
  • Emanuel Valeriocompartió una citahace 9 meses
    Esos pequeños grandes personajes, esos alegres mártires por su amor, se cuentan entre las mejores gentes de nuestro país, tan rico en «caballeros por una hora» y tan vergonzosamente pobre en héroes para toda la vida. Es posible que sentirse orgulloso de esa clase de individuos sea, en el fondo, algo triste, pero, en cualquier caso, se trata de gente de la que se puede decir: han sometido a la fiera que habita en ellos. Y uno de los grandes méritos de Leskov consistió en que fue capaz de comprender a la perfección a esa clase de personas y las retrató de manera magistral.
  • Emanuel Valeriocompartió una citahace 9 meses
    Amaba a la vieja Rusia, en su integridad, tal como era, con todos los absurdos de su arcaico modo de vida; amaba a su pueblo maltratado por los burócratas, mal alimentado y medio borracho, y lo consideraba, con toda sinceridad, perfectamente «capaz de cualquier virtud». Pero su amor no le llevaba a cerrar los ojos; era un amor atormentado, de los que reclaman todas las energías del corazón y no dan nada a cambio. En el alma de este individuo se unían de un modo insólito la confianza y la duda, el idealismo y el escepticismo.
  • Emanuel Valeriocompartió una citahace 9 meses
    era un amor atormentado, de los que reclaman todas las energías del corazón y no dan nada a cambio.
  • Emanuel Valeriocompartió una citahace 9 meses
    –Pero, de todos modos, será usted religioso, ¿no es así?

    –Bueno... sí; al menos, me tienen por tal.
  • Emanuel Valeriocompartió una citahace 9 meses
    –Y ¿cuál diría usted que es su vocación?

    –La verdad, no sabría qué decirle... Me han pasado tantas cosas, me ha tocado tantas veces montar a caballo y apearme del caballo, he estado en cautividad, he entrado en combate, he tenido que luchar con muchos hombres, y hasta me han lisiado de una manera que no creo que muchos lo hubieran soportado.
  • Emanuel Valeriocompartió una citahace 9 meses
    »–Tonterías –dijo–, ¿acaso no eres ruso? Pues un ruso siempre sabe arreglárselas.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)